Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Miguel Ángel Blanes Climent letrado del defensor del pueblo de la comunitat valencianA

“El proyecto que hay sobre la mesa es el mejor que hay y que ha habido en toda España”

Blanes (Alicante, 1972) desgranó ayer las ‘Luces y Sombras de la Transparencia’ y analizó el nuevo proyecto de ley elaborado por el Gobierno de Navarra

Miércoles, 31 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Miguel Ángel Blanes.

Miguel Ángel Blanes.

Galería Noticia

Miguel Ángel Blanes.

pamplona- Es el autor de una tesis sobre la transparencia en las Administraciones Públicas, ¿Qué significa esta cuestión para la democracia? ¿Son dos conceptos que pueden separar?

-No, en absoluto se pueden separar. La transparencia es un requisito ineludible de la democracia. En mi opinión no hay democracia sin transparencia. La ciudadanía en la democracia no debe limitarse a votar cada cuatro años, la democracia es un proceso, no un estado y en ese proceso debe participar la ciudadanía. Para participar necesita información, nadie puede participar en algo que no conoce.

¿Es consciente la ciudadanía de la importancia de estas leyes? Muchas veces parece que aunque la información esté ahí, la ciudadanía no hace uso de ella...

-La ciudadanía lo que necesita es confiar. Para ello la Administración debe de transformarse y mejorar el funcionamiento. El ciudadano no va a interesarse ni confiar de la información que publica si al mismo tiempo ese ciudadano está recibiendo un silencio en su respuesta, le están tardando mucho en contestar a una cuestión, no sabe qué lugar ocupa en la lista de espera... El ciudadano deja de confiar y se genera un distanciamiento insalvable que hace que haya poca participación... pero no porque el ciudadano se desentienda sino porque hay falta de confianza.

Más allá de abordar la falta de confianza, ¿qué retos tiene por delante la transparencia?

-En principio lo fundamental es esmerarse por resolver los problemas de los ciudadanos a los que se dirige la Administración de la forma más rápida posible. Que vea que la Administración local o la regional están para ayudarle y no para complicarle la vida.

¿Qué le parece la ley que ha preparado el Gobierno de Navarra?

“Es muy importante que se conozca algo tan básico como que la información pública pertenece a los ciudadanos”

-Es un texto ambicioso, sobre el papel es una ley que recoge lo mejor de todas las leyes españolas. A mi modo de ver es el mejor proyecto que hay y que ha habido en España sobre la mesa. Ahora en la tramitación parlamentaria todavía se podrá mejorar aún más. En Navarra, el hecho de que se hayan interesado por querer cambiar su ley de 2012 y no conformarse con ella, supone una apuesta decidida por querer alcanzar esas cuotas más elevadas de transparencia y facilitar mayor información. Es muy importante en este proyecto que se conozca algo tan básico como que la información pública pertenece a los ciudadanos, no a la Administración.

¿Ha visto alguna carencia en este proyecto de ley?

-El silencio en caso de los ayuntamientos cuando no contestan creo que debería de ser positivo, como pasa en el Gobierno de Navarra. Al Consejo de Transparencia hay que dotarlo de medios para que sus resoluciones puedan cumplirse y que pueda tener sobre todo la capacidad sancionadora para los incumplimientos.

El último informe de transparencia internacional ponía a Navarra en el último puesto de las 17 comunidades. ¿Se le podrá dar la vuelta a eso con esta nueva norma?

-Sí, por supuesto. Pero hay que aclarar que hay veces que algunas administraciones sacan una nota muy alta en estas valoraciones pero no necesariamente son las más transparentes. Pueden seguir sin facilitar información a los ciudadanos que se la piden. Creo que esos índices de transparencia habría que darle la importancia que tienen porque no solo hay que valorar la transparencia en una administración a través de la información que publica sino tu comportamiento real.

Hasta ahora, ¿cómo estaba trabajando el Gobierno de Navarra?

-La ley de 2012 fue una de las primeras de su materia, antes incluso que la estatal de 2013. Fue una ley ambiciosa para su tiempo aunque ahora se ha visto superada por otras leyes autonómicas. La nueva recoge lo mejor de las leyes más modernas. El cambio más importante es que se van a poder aplicar también a otras administraciones como ayuntamientos o universidades.

¿Podría ahora Navarra ser un ejemplo para otras comunidades?

-Por supuesto, pero creo que lo importante no es tanto una ley ni unos indices de transparencia internacional, ni una web con mucha información. Lo importante es que la autoridad, el funcionario y el ciudadano sepan que la información pública es de los ciudadanos y que hay una voluntad de ser transparentes y que cale esa voluntad. La ley puede ser muy ambiciosa pero si no se cumple o no se respeta después, no sirve para nada, no es útil. - E. Urabayen