Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Plaza pública

La salud laboral: el cuento de nunca acabar

Por Oskar Goldaraz Moreno - Miércoles, 31 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

Un año más, u otro año más, transcurrido en la Merindad de Estella-Lizarra en el que por mucho que queramos se nos hace imposible dejar pasar por alto la situación en el ámbito de la salud laboral en las empresas de nuestra querida zona.

Siguen hablándonos de brotes verdes y de duendes, pero si bien es cierto que la tasa de paro en Navarra se ha reducido considerablemente en los últimos años, situándose según las últimas cifras alrededor del 10%, no es menos llamativa la tasa de paro juvenil (menores de 25 años), que casi triplica la anterior. Sí es verdad que se están creando puestos de trabajo, pero a costa de una precariedad jamás vista, a modo de salarios mileuristas indignos, flexibilidad a la carta, cambios de turnos constantes, ritmos de trabajo infernales, falta de medidas de seguridad, etc.

Si en el año 2016 señalamos en su día que se habían producido 55 accidentes laborales mortales en Euskal Herria, de ellos 13 en Navarra, una vez más la historia continúa, y en 2017 han sido 53 personas las fallecidas en sus puestos de trabajo, de las cuales 12 han correspondido a nuestro herrialde (Doneztebe, Etulain, Lesaka, Allo, Tajonar, Tafalla, Garínoain, Erratzu, Ari-tzu, Murchante...). Conviene también aclarar que si la empresa corresponde a nuestra Comunidad aunque el accidente haya sido fuera de este ámbito, también se contabiliza aquí, por ejemplo mayoritariamente es el caso de transportistas.

Las causas de dichos accidentes mortales acontecidos aquí han sido muy diversas, pero especialmente destacan las caídas de altura, accidentes in itinere(es decir, al ir o volver del trayecto al puesto de trabajo), y los accidentes de tráfico y atropellos.

Pero el problema no acaba aquí, el sindicato LAB ha tenido constancia nuevamente de cuantiosos accidentes laborales graves en las empresas de Lizarraldea, con el resultado de heridas en extremidades y amputaciones sufridas en la mayoría de los casos por atrapamientos con máquinas y/o herramientas, como consecuencia de la falta de medidas de seguridad y que han derivado en recargos de prestaciones y sanciones a las empresas. Especial significación de entre ellos tienen los acontecidos en Gráficas Lizarra, Schmidt Clemens-Centracero, Talleres Ezma en Lodosa, Embega Coop., SCA Allo, empresa de gravas y arenas en San Adrián, etc.

Lo más grave no es sólo la gran cantidad de accidentes que se producen todos los meses, sino también la gran cantidad de ellos que se ocultan para evitar inspecciones e investigaciones, y también el número de enfermedades profesionales que no se reconocen y que se derivan a la Seguridad Social. De aquí la importancia que tiene como trabajadora y como trabajador el poner en conocimiento a sus representantes sindicales, al médico de Atención Primaria, a las instituciones, etc de los hechos que pudieran producirse, porque no debemos pagar entre tod@s los errores, fallos, negligencias, falta de inversión o pasividad de una patronal ambiciosa, especuladora y en algunos casos incluso explotadora.

En definitiva, que la clase obrera en su totalidad, desde el becario que trabaja en condiciones precarias hasta el autónomo u obrera más sofisticada, debe informarse, asesorarse y aportar para mejorar y denunciar este sistema productivo salvaje marcado por la precariedad.

Un abrazo y mi total apoyo, condolencias, respaldo y solidaridad con las familias y personas afectadas, esperando y deseando que este cuento arriba mencionado o más bien esta pesadilla finalice para siempre.Representante del sindicato LAB en Estella-Lizarra

Herramientas de Contenido