podría albergar hasta 25 puestos de trabajo

Un local de Descalzos acogerá a partir de marzo la Oficina de Vivienda de Pamplona, el Centro Histórico y Comiruña

Los traslados liberarán espacio céntrico para el impulso de un nuevo proyecto de 'coliving' y 'coworking' para jóvenes

EP - Miércoles, 31 de Enero de 2018 - Actualizado a las 11:08h

Los miembros de la Gerencia y de la Comisión de Urbanismo ha visitado este espacio renovado, que conserva una bóveda medieval.

Los miembros de la Gerencia y de la Comisión de Urbanismo ha visitado este espacio renovado, que conserva una bóveda medieval. (CEDIDA)

Galería Noticia

Los miembros de la Gerencia y de la Comisión de Urbanismo ha visitado este espacio renovado, que conserva una bóveda medieval.

PAMPLONA. El local de planta baja de la calle Descalzos 47-53 acogerá a partir del próximo mes de marzo la Oficina de vivienda del Ayuntamiento de Pamplona, así como las sedes de Pamplona Centro Histórico-Iruña Biziberritzen, y de la empresa municipal Comiruña.

Se trata de un espacio totalmente renovado por el Ayuntamiento de Pamplona, a través de su empresa instrumental PCH, que procedió a sustituir los anteriores edificios y a realizar obras en este local de planta baja por valor de 341.425,70 euros (precio de adjudicación). Las obras concluyeron el pasado 21 de diciembre y en estos momentos se está tramitando un procedimiento para el amueblamiento de la oficina, cuyo presupuesto de licitación es de 52.820 euros.

Los miembros de la Gerencia y de la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona han visitado este miércoles los locales, que ocupan una superficie útil de 298,52 metros cuadrados.

Las obras de acondicionamiento del local, realizadas por Construcciones Ardanaz, fueron un reto para los arquitectos, que debieron integrar en el espacio de las nuevas oficinas una bóveda existente en la anterior edificación y que data de los siglos XIII-XIV. La bóveda, que fue descubierta en los trabajos de excavación para la construcción del edificio, ahora forma parte de la sala de reuniones y proyección multimedia.

El proyecto de reforma, realizado por Michel Arauzo, Enrique Kahle y Santi Virto, marca como elementos diferenciales de esta reforma la iluminación y el mobiliario integrado. Así, la iluminación está realizada por elementos de LED que otorgan al efecto visual de la luz del día atravesando un inmenso lucernario que ocupa toda la superficie, otorgando una luz homogénea a la zona de trabajo.

Con respecto al mobiliario, en todo el perímetro se ha diseñado una continuidad de estanterías que resultan integradas gracias al tapizado en moqueta que sube desde el suelo. Las estructuras de separación interior se han realizado con un entramado ligero de madera.

La previsión de ocupación en el inicio de la actividad de la oficina es de 10-12 personas, si bien los locales podrían albergar hasta 25 puestos de trabajo. A estos locales se desplazará la Oficina de Vivienda, así como las sedes de PCH y Comiruña, hoy en la calle Mayor 59.

Estos traslados liberarán este espacio céntrico para el impulso de un nuevo proyecto de 'coliving' y 'coworking', que permitiría residir y trabajar conjuntamente a jóvenes emprendedores con ideas interesantes para el empleo y la economía local.

Se trata de un proyecto del Ayuntamiento con la Universidad Pública de Navarra (UPNA) en el que convergen el acceso a la vivienda, un espacio para el emprendimiento colectivo y también para la creación de proyectos de interés social.

Con esta experiencia piloto, las personas accederán a una vivienda ligada a la puesta en marcha de un proyecto empresarial y/o social, convirtiendo el edificio en un espacio para la innovación social, tecnológica, medioambiental, cultural y urbana.