Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
A la contra

Cinismo

Por Jorge Nagore - Jueves, 1 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

En 2010, el ayuntamiento que lideraba Barcina (UPN) modificó el Plan Municipal para que los terrenos de la Meca de Pamplona pudiesen albergar más usos que los “privados asistenciales”. Dos años más tarde surgieron los primeros rumores de que en esos terrenos modificados igual se instalaba un gran centro comercial y el ya portavoz del Gobierno -y en 2010 mano derecha de Barcina en el ayuntamiento- Sánchez de Muniain dijo, “aún no se sabe nada y habrá que ver”. Dos años más tarde, en 2014, con Maya en el Ayuntamiento de Pamplona y Barcina y cía en el Gobierno, éste último aprobó un Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal que permitía la instalación de una gran superficie comercial a cargo de La Morea y Leclerc, con unos 8.000 metros cuadrados de superficie de venta. Eliminar, cambiar o modificar un PSIS es harto difícil legalmente y siempre gravoso para la administración. En 2016 y dentro de ese PSIS, se estableció la normativa final a seguir para la instalación del área comercial. Desde 2010 a 2014, la crisis económica y por tanto de todos los comercios navarros habidos y por haber fue, como se suele decir, galopante. En esos años, las ventas cayeron en picado, se cerraron cientos de comercios, calles animadas dejaron de serlo, bajaron persianas en cadena y se perdieron miles de puestos de trabajo. UPN, con Barcina y Maya a la cabeza, para ayudar al pequeño comercio pusieron una alfombra dorada al primer proyecto grande que llegara. No se les oyó decir una sola palabra temiendo por el sector minorista, ni por el comercio del Casco Viejo, del que tanto se preocupa ahora Maya. Ni una palabra. Es más: modificaron el Plan Municipal para que se pudiera llevar a cabo. Cualquier cosa que el grupo municipal de UPN pueda decir a favor del pequeño comercio mejor se lo tendría que callar mínimo 10 años. Es el clásico tema en el que es mejor no dar tanta vergüenza ajena.

Herramientas de Contenido