Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El silencio de Pérez, un peligroso precedente para el Parlamento

Jiri Bezdicek, empresario checo vinculado con el caso, se negó a facilitar documentos a la comisión de investigación

Jueves, 1 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- Más allá de dejar en nada la que estaba llamada a ser la comparecencia estrella de la comisión, el silencio del exalcalde Patxi Pérez Arregui durante su visita al Parlamento la semana pasada puede sentar un peligroso precedente. El miembro de la ejecutiva de UPN se escudó en sus “derechos fundamentales recogidos en la Constitución” y en la posibilidad de que lo dicho en el Parlamento pudiese ser utilizado en su contra en procesos judiciales futuros para no responder a las preguntas de los parlamentarios, postura que avaló el letrado de la Cámara en la comisión de aquel día, Mikel Laurenz.

Sucede que hasta ahora las comisiones especiales del Parlamento, por norma general, reservaban el derecho a no declarar a las personas que ya estuviesen imputadas en los tribunales por las mismas causas por las que fueron citadas en el Parlamento. Una situación que no se cumple en el caso del exalcalde de Ultzama (que ni siquiera figura entre las personas contra las que se ha querellado el Gobierno de Navarra para tratar de recuperar las ayudas) y que abre la vía a que el resto de comparecientes (por ejemplo los compañeros de corporación de Pérez Arregui que están llamados a la comisión) se aferren a los mismos motivos para guardar silencio ante la comisión.

Es un precedente peligroso, pero que puede tener retorno. Hay un informe jurídico de 22 de junio de 2017 que, precisamente, reitera este principio de funcionamiento para los comparecientes que serán llamados a declarar en la comisión de Caja Navarra. Agarrándose a este informe, los grupos parlamentarios podrían volver a pedir la comparecencia de Patxi Pérez Arregui, que estaría obligado tanto a asistir (en base al artículo 502 del Código Penal) como a declarar, aunque sus respuestas fuesen del tipo: sí, no, no lo recuerdo. De hecho, requerir de nuevo su presencia una vez se revise el informe jurídico es algo que ya esbozó EH Bildu a través de su portavoz parlamentario, Adolfo Araiz, quien había preparado durante toda la semana un extensísimo cuestionario de más de un centenar de preguntas que se quedaron sin contestar por la negativa del exalcalde de UPN.

sin colaborar con la cámaraLos mismos motivos para no declarar alegó después Patxi Tornaría, sucesor en el Consistorio cuando Pérez Arregui pasó al Gobierno de Barcina como director general y número dos de Javier Esparza, por aquel entonces consejero de Desarrollo Rural. Lo que pasa es que en el caso de Tornaría sí que cabe alegar un derecho de defensa, ya que es una de las personas a las que ha denunciado el Gobierno de Navarra por este caso. Lo más seguro es que lo mismo ocurra con Jiri Bezdicek, el empresario checo al que del Gobierno de Navarra sitúa como “denominador común” del “entramado” y que también está llamado a declarar. De hecho, el propio Bezdicek envió al Parlamento un escrito en el que avanzaba su intención de no colaborar con el Parlamento a la hora de facilitar determinada información, al tiempo que negaba haber emitido factura alguna entre 2008 y 2014 a empresas como Bioenergía Ultzama, Vitkovice, Aierdi Ingenieros, o el Ayuntamiento de Ultzama. Exactamente el mismo argumento empleó su esposa, Esther Zubeldia, quien también está llamada a declarar. Y muy parecido fue el escrito que envió Levenger, la empresa de Bezdicek y adjudicataria de la planta. En este caso, además, la empresa se escudó en que lo hacía “por un ejercicio legítimo del derecho a defensa”. - A.I.R.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia