Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Gobierno rechaza la ley sociosanitaria de UPN

Para el Ejecutivo, lo planteado ya se realiza y “no tiene sentido” crear una estructura sobre servicios que ya existen

Jueves, 1 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- El Gobierno de Navarra acordó ayer mostrar su disconformidad con la proposición de ley presentada por UPN sobre atención sociosanitaria, una postura que no impide la tramitación de la iniciativa aunque sí puede ser un avance de lo que votará el cuatripartito. Según el Ejecutivo, la iniciativa de UPN para un modelo integrado de atención sociosanitaria recoge propuestas que “ya se están realizando” y además “carece de sentido crear” una nueva estructura de servicios al margen de las ya existentes.

Señala el Ejecutivo que los departamentos de Salud y de Derechos Sociales “comparten la necesidad de desarrollar un sistema que preste, de forma real y eficiente, una atención integrada” teniendo en cuenta las necesidades sanitarias y las sociales (educativas, laborales, etc), pero “la proposición de ley planteada no es la forma idónea para alcanzar estos objetivos”.

Afirma que “no es necesaria la creación de una estructura diferenciada de atención sociosanitaria, paralela a las redes ya existentes sanitaria y social, ya que “la creación de una cartera independiente de prestaciones y servicios puede llevar al solapamiento de recursos” y a un “aumento del coste”. En opinión del Gobierno además, el desarrollo de una atención integrada sociosanitaria “pasa por un cambio en el modelo de atención, de forma que, independientemente de la puerta de entrada, se tenga en cuenta a la persona en su conjunto y se realice una detección preliminar de necesidades”.

redes coordinadasPara ello apuesta por “la organización y coordinación de los dos sistemas” y “desarrollar nuevos servicios en cada uno de ellos que complementen algunas carencias asistenciales” como las unidades de recuperación funcional, la extensión de servicios de ayuda a domicilio, y la fisioterapia domiciliaria. Cuestiona al argumentar su disconformidad con la proposición de ley de UPN que la misma sigue una “errónea técnica legislativa”, ya que “no genera nuevos derechos ni deberes” y solo se remite a las legislaciones específicas de salud y derechos sociales.”

Por último, dice que el Ministerio de Sanidad, la Asociación Española de Trabajo Social y Salud, y el Consejo General de Trabajo Social “defienden también la existencia de dos redes diferenciadas entre sí, pero coordinadas. - D.N.