Berriozar invertirá 222.440 euros para reparar la piscina exterior antes del verano

El Consistorio anuncia medidas para luchar contra los excrementos caninos

Mikel Bernués - Jueves, 1 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El alcalde Raúl Maiza (EH Bildu), la secretaria Natalia Rodríguez, Pilar Moreno y Arantxa Ríos (PSN), Daniel Cuesta y Daniel Polo (UPN), en un pleno anterior.

El alcalde Raúl Maiza (EH Bildu), la secretaria Natalia Rodríguez, Pilar Moreno y Arantxa Ríos (PSN), Daniel Cuesta y Daniel Polo (UPN), en un pleno anterior. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

El alcalde Raúl Maiza (EH Bildu), la secretaria Natalia Rodríguez, Pilar Moreno y Arantxa Ríos (PSN), Daniel Cuesta y Daniel Polo (UPN), en un pleno anterior.

berriozar- El Pleno de Berriozar aprobó ayer por unanimidad reparar las paredes y el fondo de la piscina exterior de las instalaciones deportivas, con su cerámica tan deteriorada que genera zonas cortantes peligrosas para los usuarios. La inversión con la que el vaso se ajustará a la normativa es importante, 222.440 euros (IVA incluido) procedentes del remanente de tesorería por la venta de terrenos. Todos los grupos dieron su apoyo a la medida a considerarla necesaria, y las obras tendrán que ejecutarse antes de que comience el verano.

La adecuación servirá también para mejorar la accesibilidad a la piscina, incorporando un acceso por rampa hasta el interior. Además, a requerimiento de la portavoz del PSN Pilar Moreno, el teniente de alcalde Alfonso Arnesto (EH Bildu) que de forma paralela se ha encargado a la gerencia de Berrikilan, la empresa pública que gestiona las instalaciones deportivas, que indague sobre posibles opciones y presupuestos para incorporar algún tipo de juego acuático. “Esperemos que sea factible”, consideró.

plan caninoNo es la primera vez que el asunto se discute en el Pleno, y tiene pinta de que no será la última. El grupo municipal socialista trasladó una moción para alertar de la “conocida situación en la que se encuentran las calles de nuestro pueblo, llenas de excrementos de perros” y solicitar que “de una vez por todas haya un compromiso para concienciar a los dueños para que sean más cívicos”, explicó Pilar Moreno, que recalcó también que “el 98% de los dueños de perros recogemos” y acusó al equipo de Gobierno de ser “totalmente incompetente para solucionar el problema”.

El alcalde Raúl Maiza (EH Bildu) replicó que en ese caso ningún Ayuntamiento de ningún lugar se libra de esa incompetencia porque el problema es común, no tiene fácil solución y hasta la fecha nadie “ha conseguido el caca cero”. También aseguró que se han hecho campañas al respecto, que la solución requiere de “mucha educación y civismo” y agradeció el “mensaje positivo de la moción” en el sentido de que “todos los grupos aportemos para buscar una solución”. Por su parte, el responsable de Urbanismo Patxi Unzué (Geroa Bai) explicó que se va a poner en marcha un Plan con policías locales de paisano para luchar contra “un tema serio”. También pidió añadir al texto un tercer punto en el que se pida al Gobierno foral y a las distintas mancomunidades un plan para hacer frente común a este problema.

Para finalizar el pleno, UPN y PSN presentaron una moción en la que se quejaron del trato preferencial al modelo D en las campañas de prematriculación en la escuela pública tanto del Gobierno foral como del Consistorio, lamento que no encontró el respaldo del resto de grupos.