La Oficina de Vivienda, PCH y Comiruña, a la calle dDescalzos

El inicio de su actividad está prevista para finales de marzo
La planta, rehabilitada, integra una bóveda de los siglos XIII-XIV

Laura Garde | Iñaki Porto - Jueves, 1 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Santi Virto y Michel Arauzo, responsables del proyecto, explican la reforma del edificio.

Santi Virto y Michel Arauzo, responsables del proyecto, explican la reforma del edificio.

Galería Noticia

Santi Virto y Michel Arauzo, responsables del proyecto, explican la reforma del edificio.La bóveda del edificio será utilizada para reuniones y presentaciones.

pamplona- La planta baja del edificio de la calle Descalzos, 47-53, ha sido reformada por la empresa del Ayuntamiento Pamplona Centro Histórico-Iruña Biziberritzen (PCH) para acoger desde finales de marzo, según lo previsto, la Oficina de Vivienda del Consistorio y las sedes de PCH y Comiruña. Por un valor de 341.425,70 euros, las obras concluyeron el 21 de diciembre y ahora tramitan el procedimiento para amueblar el espacio, cuyo presupuesto de licitación es de 52.820 euros. La localización fue elegida por su ubicación frente a los ascensores, una “zona urbana de mucho tránsito”.

El acondicionamiento del local, que cuenta con un espacio útil de 298,52 metros cuadrados, fue realizado por Construcciones Iruña y ha sido considerado un reto por los arquitectos: “Debíamos integrar en las nuevas oficinas una bóveda que data de los siglos XIII-XIV”, explicaron Michel Arauzo y Santi Virto. Fue descubierta en los trabajos de excavación para la construcción del edificio, después rehabilitado. Así, en contraste con el resto del bajo, por estilo y utilidad, se convertirá en una sala dedicada a reuniones y presentaciones.

El proyecto de reforma, en el que Enrique Kahle formó parte del equipo de Arauzo y Virto, marca como elemento diferencial la iluminación. “El leitmotiv es el techo. La iluinación LED ocupa toda su superficie, otorgando el efecto visual de la luz del día homogénea en toda la zona de trabajo”, esclarecieron sus creadores. De la misma manera, marca un perímetro geométrico seguido por el mobiliario: estanterías integradas gracias al tapizado en moqueta que sube desde el suelo. “No queríamos un espacio parcelado. Las divisiones por áreas las hará el mobiliario”, añadieron. Por último, los arquitectos destacaron otros valores, como la acústica que se consigue gracias a la moqueta: “Es una oficina pensada para la atención al ciudadano. Por obligación, tiene que ser agradable”, concluyeron los expertos. También resaltaron que la humedad ha sido reducida.

La previsión de ocupación cuando se ponga en marcha la actividad de las oficinas es de alrededor de diez personas, aunque los locales podrían albergar en un futuro hasta veinticinco puestos de trabajo.

Los miembros de la Gerencia y la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento visitaron ayer por la mañana el espacio rehabilitado.

servicios prestadosTanto la Oficina de Vivienda como las sedes de PCH y Comiruña, se encuentran en la calle Mayor, 59;y todos sus servicios se trasladarán a la calle Descalzos, 47-53. Por tanto, la Oficina de Vivienda atenderá allá a las personas en situación de emergencia social para ayudarles a solicitar temporalmente una vivienda municipal;PCH trabajará para promover la rehabilitación y revitalización del Casco Antiguo de la capital navarra;y Comiruña, Comercios Minoristas de Pamplona, gestionará el Mercado del II Ensanche y la galería comercial del Mercado de Ermitagaña.

Estos traslados liberarán el espacio de la calle Mayor para dar impulso a un nuevo proyecto de coworkingy coliving (la última generación del coworking), que permitiría residir y trabajar conjuntamente a jóvenes emprendedores con ideas interesantes para el empleo y la economía local.

Se trata de una iniciativa del Ayuntamiento en la colaboración con la Universidad Pública de Navarra (UPNA). En ella convergen el acceso a la vivienda, un espacio para el emprendimiento colectivo y, asimismo, para la creación de proyectos de interés social. Con esta experiencia piloto, las personas accederán a una vivienda ligada a la puesta en marcha de un plan empresarial y social, convirtiendo el edificio en un espacio para la innovación social, tecnológica, medioambiental, cultural y urbana.