Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mesa de Redacción

Presión ambiental contra el autogobierno foral

Por Joseba Santamaria - Viernes, 2 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Quizá no sea lo peor ni lo más preocupante la permanente muestra de desconocimiento que muestra la política española -en esta nueva ocasión el PSOE de Andalucía o Ciudadanos de nuevo-, sobre los sistemas de autogobierno de Navarra y la CAV. El Convenio Económico no es opaco como dicen los socialistas andaluces, les bastaba para haberse evitado este ridículo error con repasar las actas de la última renovación, colgadas -por primera vez- en el Portal de Transparencia del Gobierno de Navarra. Tampoco es insolidario. Navarra cumple con la aportación establecida cada año y asume además su parte correspondiente de la deuda generada por el Estado. Es fácil saber cuánto aportan Navarra o la CAV, pero nadie sabe cuánto aporta al Estado por ejemplo Andalucía. Es decir, el régimen foral de responsabilidad fiscal -cada vez más devaluado por la estrategia homegeneizadora a través del Tribunal Constitucional-, es transparente, lo que no se puede decir lo mismo del sistema autonómico de financiación de las comunidades sujetas al régimen común donde el oscurantismo y la desinformación campan desde siempre. Pero lo más grave es el fondo político de la propuesta: la incoherencia entre defender la legalidad en unas ocasiones y cuando esa legalidad sujeta la singularidad de la participación de Navarra en la vertebración actual del Estado -que no es otra cosa que el modelo de convivencia de Navarra amparado en los derechos históricos recogidos en la Constitución-, lo legal deja de tener validez y se convierte en un agravio. Forma parte de ese discurso en auge, al albur de la presión política ambiental que generan las cada más agresivas posiciones de Ciudadanos -pide directamente la eliminación del Convenio-, que pretende un mimetismo uniformador bajo la excusa de una falsa igualdad a la baja de derechos sociales, laborales y políticos. Azuzar la confrontación entre territorios con el único objetivo de sumar votos para lograr el poder al precio que sea siempre acaba siendo un mal camino. Si se elimina el régimen foral y el autogobierno y se incluye a Navarra en el modelo autonómico común se romperían las reglas de juego, se incumpliría la propia Constitución y se abriría un periodo de peligrosa incertidumbre. Eso es lo más peligroso de este debate sustentado en proclamas falsas y en la más barata demagogia. Hoy, la pedagogía política parece un esfuerzo inútil.

Herramientas de Contenido