Nuevos testigos convierten la muerte de la actriz Natalie Wood en “sospechosa”

Hay testigos que narran una nueva secuencia de acontecimientos en el barco esa noche

Sábado, 3 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Imagen de la pareja en el Festival de Cannes de 1976.

Imagen de la pareja en el Festival de Cannes de 1976.

Galería Noticia

Imagen de la pareja en el Festival de Cannes de 1976.

LOS ÁNGELES- La reciente aparición de nuevos testigos en el caso de la actriz Natalie Wood, que falleció ahogada en 1981 a los 43 años, ha llevado a los investigadores de Los Ángeles a calificar su muerte como “sospechosa”. “Por primera vez” hay “declaraciones de testigos que retratan una nueva secuencia de acontecimientos en el barco esa noche”, indicó un portavoz del departamento del aguacil del condado de Los Ángeles en un comunicado recogido por la cadena CBS. Según la nota, un testigo afirmó haber escuchado gritos y ruidos desde el camarote de Natalie Wood y su esposo, el también actor Robert Wagner. Posteriormente, otros testigos identificaron a un hombre y una mujer discutiendo en la popa del barco y consideraron que esas voces pertenecían a Wood y Wagner.

El comunicado fue emitido horas después de que se conociera que las autoridades consideran a Wagner, como una “persona de interés” dentro de la investigación por la muerte de su esposa, un caso que fue reabierto en noviembre de 2011. Bajo la fórmula de “persona de interés”, se suele identificar en EEUU a un individuo que puede estar involucrado en el caso o que puede ayudar a esclarecerlo, pero que no es ni formal ni legalmente un sospechoso.

Según CBS, que emitirá el próximo sábado Natalie Wood: Death in Dark Waterdentro de su espacio de investigación 48 Hours, Wagner, de 87 años, se ha negado a hablar con los investigadores desde la reapertura del caso. La muerte de Wood conmocionó al mundo el 29 de noviembre de 1981, al aparecer ahogada, a los 43 años, en las proximidades de la isla californiana de Santa Catalina, donde pasaba el fin de semana con su marido Robert Wagner y el actor Christopher Walken. - Efe