Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Mesa de Redacción

Reformas que llevan a recortes de derechos

Por Joseba Santamaria - Sábado, 3 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Podemos y Ciudadanos han acordado trabajar en común para impulsar la reforma de la Ley Electoral. Supongo que les une el objetivo general, pero no el modelo y las intenciones políticas. No es nuevo esto. Periódicamente, se lanza al debate público la idea de reformar el modelo electoral para restringir el acceso de las minorías políticas a las instituciones democráticas. Lo venía haciendo Ciudadanos desde hace tiempo. Y PSOE y PP han esgrimido en ocasiones la necesidad de una reforma electoral que fuera más justa con IU a la hora de convertir en escaños en el Congreso sus votos, entonces claramente injusta precisamente para favorecer a esos dos grandes partidos y precisamente por ello, por ser el bipartidismo el mayor beneficiado, nunca la llevaron a cabo. Ahora tampoco se oculta desde los sectores políticos centralistas y conservadores la intención política prioritaria, jaleada desde los ámbitos ideológicos y mediáticos del nacionalismo español, de reducir la capacidad de influencia política de grupos como el PNV en esta Legislatura sin mayoría absoluta de Rajoy. En todo caso, es un debate de fondo político y democrático interesante, pero que nadie se lleve a engaño: cada vez que en el Estado español los partidos hablan de reformas los hechos objetivos muestran como consecuencia una suma de recortes de derechos fundamentales. El problema no es el debate sobre los modelos de representatividad electoral, sino la intencionalidad de reducir la pluralidad política de la sociedad, minorizar la voluntad democrática de aquellos ciudadanos que no apoyan a los grandes partidos y fomentar un partidismo interesado y falso en la configuración democrática real del Estado. Y en el caso de una Navarra, eso tiene riesgo de vulnerar la voluntad democrática de buena parte de sus votantes. No se pretende una mejor y más justa representación democrática, un modelo más abierto y plural y menos sujeto a la burocracia partidista, sino modificar la libertad de opinión y elección en función de los intereses de los grandes partidos y los grupos de presión.

Herramientas de Contenido