Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Consistorio investigará el motivo del último ‘show’ de UPN en la comisión

Los regionalistas desviaron la atención con una foto supuestamente filtrada en las actas del Ayuntamiento

Sábado, 3 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Sánchez de Muniáin (UPN) enseñó la foto de la discordia en la comisión.

Sánchez de Muniáin (UPN) enseñó la foto de la discordia en la comisión.

Galería Noticia

Sánchez de Muniáin (UPN) enseñó la foto de la discordia en la comisión.

pamplona- Desde que se puso en marcha la comisión de investigación, UPN ha tenido muy claro qué es lo que tenía que hacer: tratar en la medida de lo posible que los trabajos no arrancaran (hasta en cuatro ocasiones intentaron, vía informe jurídico, paralizar la recopilación de documentos por parte del Parlamento), y boicotear las sesiones una vez se constituyese la comisión. Es algo que incluso consiguieron en la primera visita a la Cámara de la consejera Isabel Elizalde, que tuvo que aplazar su comparecencia porque UPN pretendía interrogar a la titular de Desarrollo Rural con una documentación que no obraba en poder del resto de grupos.

Ayer, los parlamentarios regionalistas dieron un giro más a su labor de torpedeo y echaron mano de un extrañísimo asunto para desviar la atención de la comisión, que pretende fiscalizar un caso que vincula a cargos orgánicos de UPN. En el último turno de intervención, Sánchez de Muniáin preguntó a Arantxa Martínez si era ella, en última instancia, la responsable del envío al Parlamento de la documentación solicitada por la comisión al Ayuntamiento. En el momento en el que la alcaldesa contestó afirmativamente, el parlamentario de UPN sacó un papel y cuestionó cómo entre las actas pudo remitirse una foto de dos miembros de UPN. La comisión se quedó extrañadísima. Era una foto en la que, efectivamente, aparecían dos miembros del partido regionalista: uno de ellos, la secretaria general de Juventudes Navarra y miembro también de la ejecutiva del partido, Cristina Martínez Dawe. La foto era similar a la que podría haberse tomado cualquier par de amigos durante un cumpleaños. Festiva, normal. Sin ningún tipo de vinculación con el caso.

Los grupos no dieron crédito a lo que estaban viendo, pero pronto se explicaron por qué no se habían percatado antes. Al parecer, la foto se incluyó en una toma de 240 páginas de actas que remitió el Ayuntamiento a la comisión el 7 de junio de 2017. Era la última diapositiva después de un folio en blanco que todos los parlamentarios interpretaron como el fin del documento, sin darse cuenta de que detrás estaba una foto que no vieron hasta ayer.En cualquier caso, Arantxa Martínez registró ayer en el Ayuntamiento de Ultzama el inicio de una investigación interna a fin de aclarar por qué se coló entre la documentación una foto semejante, que en nada tiene que ver con el caso. La anécdota no fue a más, pero sirvió a UPN para desviar la atención durante un buen rato y anunciar a bombo y platillo la petición de “un informe jurídico”, sin precisar bien para qué.

Por lo demás, UPN se dedicó a responsabilizar del cierre a la exalcaldesa. Da igual que Arantxa Martínez no fuese concejala hasta 2011, y que hasta entonces hubiese estado totalmente fuera de la política, dedicada a su trabajo como médico rural. Martínez no participó ni en la ideación del proyecto, ni en la petición de subvenciones, ni en nada relativo a la planta. Pero UPN descarga en ella toda la responsabilidad que resta a Patxi Pérez Arregui, alcalde cuando el proyecto fue impulsado.