Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
LA A-15 EL PUNTO MÁS COMPLICADO

La nieve complica el tráfico en la A-15 y cubre de blanco la Sakana

La conexión con Gipuzkoa, interrumpida por momentos a causa de camiones cruzados en Irurtzun y Pagozelai

Sábado, 3 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El tráfico estuvo cortado en Pagozelai por momentos debido a camiones cruzados.

El tráfico estuvo cortado en Pagozelai por momentos debido a camiones cruzados. (D.N)

Galería Noticia

  • El tráfico estuvo cortado en Pagozelai por momentos debido a camiones cruzados.

PAMPLONA- La autovía A-15 volvió ayer a ser el punto más complicado de la red viaria de Navarra hasta el punto de que llegó a estar cortada por momentos en la tarde noche debido a la presencia de camiones cruzados por la nieve. Los problemas se centraron entre Irurtzun y Pagozelai. Por otra parte, la Sakana también se tiñó de blanco con una notable capa, pero el tráfico por esta autovía -aunque con mucha precaución- no registró incidencias de este calibre al menos hasta el cierre de la edición de este periódico.

Aunque Sakana amaneció blanca, estaba cubierta de una fina capa de nieve de poco más de cinco centímetros. Pero a media mañana nevó con ganas y se dobló esta cobertura, llegando a los 15 centímetros. No obstante, no fue durante mucho tiempo y hubo momentos que incluso parecía que quería salir el sol. Además, a la tarde apenas nevó. Así, la nieve apenas trastocó el día a día en las localidades de Sakana, sin problemas en las carreteras, dónde se pudieron ver a las máquinas quitanieve trabajar. En las calles de los pueblos la nieve tampoco supuso un gran problema, ya que trabajadores municipales limpiaron los accesos a lugares públicos como centros de salud o escuelas. Asimismo, fueron muchos los vecinos que tuvieron que tirar de pala para despejar el paso a sus casas o sacar los vehículos de los garajes. Lo cierto es que comentaban que era muy blanda y se limpiaba fácil. También pudieron tocar la nieve y sobre todo jugar con ella los txikis, que no perdieron la oportunidad de deslizarse en trineo por pendientes después de clase. Más al noroeste, en la zona de Larraun y Leitzaldea, la situación fue muy parecida, una nevada “amable” en opinión de la mayoría pero que podía cambiar de cara las próximas horas, según los pronósticos. - N.M.

Herramientas de Contenido