Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los transportistas rechazan que se les impida circular por la N-121-A

Anet y Tradisna aducen el mayor coste de circular por la A-15 y el perjuicio económico para la zona

Jesús Morales | Ondikol - Sábado, 3 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Un camión sale del túnel de Belate por la boca norte.

Un camión sale del túnel de Belate por la boca norte. (ONDIKOL)

Galería Noticia

  • Un camión sale del túnel de Belate por la boca norte.

PAMPLONA- Las organizaciones Anet (Asociación Navarra de Empresarios del Transporte por Carretera y Logística) y Tradisna (Asociación de Transportistas Autónomos de Navarra) se oponen a que se impida la circulación de camiones por la carretera N-121-A durante las obras que el Gobierno de Navarra va a acometer a partir de mayo en los túneles de Belate. Ambas asociaciones aducen el mayor coste de circular por la A-15 (Autovía de Leitzaran), un impacto negativo en la zona por la que discurre la carretera que une Pamplona y Behobia, y una disminución de la recaudación fiscal.

Anet y Tradisna responden de esta forma a la iniciativa planteada por alcaldes de Baztan, Malerreka y Bortziriak, afectados por la carretera N-121-A, quienes pretenden solicitar al Ejecutivo foral que articule las medidas necesarias para reducir el volumen de tráfico pesado internacional, dado que el cierre de los túneles durante siete meses obligará a circular por el puerto de Belate, con las consiguientes molestias y riesgos para los usuarios de la vía.

Como argumentos para apoyar su rechazo a la propuesta, los transportistas señalan que el desvío por la A-15 significa la realización de una ruta con más kilómetros (aproximadamente 36 kilómetros adicionales). “Teniendo en cuenta que el coste directo de un vehículo pesado está en 1,245€/km recorrido, según el último Observatorio de Costes del Transporte de Mercancías del Ministerio de Fomento de octubre 2017, se produce un incremento de coste en el trayecto de 44,82€. A mayor coste de transporte, menor competitividad de nuestros productos en los mercados”.

En este punto resaltan que “hace escasos meses nos encontrábamos denunciando desde todas las instancias, incluido el propio Parlamento de Navarra, la aplicación en Gipuzkoa de peajes en determinadas vías. A día de hoy, el coste que supondría circular por dicho desvío ascendería a 10,70€ por el conjunto de peajes, en el caso de transporte de más de 12 toneladas”.

Aparejado a lo anterior, argumentan que el incremento del tiempo de conducción ascendería a unos 20 o 25 minutos por los 36 kilómetros adicionales que supondría el desvío por la A-15. “Esto supone debido a las limitaciones de los tiempos de conducción y descanso obligatorios para el sector, que algunos transportistas nacionales no puedan llegar a sus domicilios y/o destinos, con los costes que ello comporta tanto personales como profesionales”.

Anet y Tradisna consideran que la A-15 también “es una ruta que puede calificarse también como peligrosa por la orografía del terreno” y apuntan que “existen frecuentes desniveles que dificultan la conducción de los vehículos pesados, que llegan hasta las 40 toneladas”. Por este motivo, además, “el vehículo sufre un mayor desgaste de elementos como los frenos, suspensiones, neumáticos, etc., lo cual incrementa el coste del mantenimiento”.

GASOLINERAS, HOSTELERÍA...Sostienen, además, que el desvío del tráfico hacia la A-15 tendrá “un impacto negativo económico sobre la zona”. “Muchos vehículos pesados que se dirigen hacia Europa realizan repostajes en las estaciones de servicio cercanas a frontera. El desvío de vehículos a la A-15 provocará que ya no repostasen mayoritariamente en territorio navarro, lo cual afectará a la actividad de las gasolineras de la N-121-A”. Y añaden “el impacto negativo que tendrán los locales hosteleros, restaurantes y bares de la zona, y también de los talleres mecánicos”.

Similar circunstancia, afirman, se producirá con las arcas forales, ya que “el Gobierno de Navarra obtendrá una menor recaudación fiscal. Aproximadamente 2.749 vehículos pesados transitan diariamente por la N-121-A, en su mayoría articulados. Si al menos un 40% de ellos venían repostando en el último tramo de la carretera, se dejarían de vender unos 1.155.000 litros diarios de gasóleo en Navarra. Solamente la reducción de la recaudación fiscal por este concepto sería una consecuencia grave a tener muy en cuenta”, concluyen.

argumentario

Costes por distancia. El desvío por la A-15 implica una ruta con 36 kilómetros adicionales. Dado que el coste directo de un vehículo pesado está en 1,245€/km recorrido, el coste del trayecto aumentaría en 44,82€.

Costes por peaje. El coste que supondría circular por la A-15 asciende en la actualidad a 10,70€ por el conjunto de peajes, en el caso de transporte de más de 12 toneladas.

Costes por tiempo. El incremento del tiempo de conducción ascendería a unos 20-25 minutos por los 36 kilómetros adicionales.

Esto supone “debido a las limitaciones de los tiempos de conducción y descanso obligatorios para el sector, que algunos transportistas nacionales no puedan llegar a sus domicilios y/o destinos”.

Peligrosidad de la A-15. Afirman que la A-15 es una ruta que puede calificarse también como “peligrosa” por la orografía del terreno. Existen frecuentes desniveles que dificultan la conducción de los vehículos pesados, que llegan hasta las 40 toneladas.

Impacto negativo para zona.

El desvío hacia la A-15 tendrá un impacto negativo económico sobre la zona de la N-121-A. Citan las gasolineras, ya que muchos vehículos pesados que se dirigen hacia Europa realizan repostajes en las estaciones de servicio cercanas a frontera;y los locales hosteleros, restaurantes y bares de la zona, así como los talleres mecánicos.

Menor recaudación fiscal. Aproximadamente 2.749 vehículos pesados transitan diariamente por la N-121-A, en su mayoría articulados. Si al menos un 40% de ellos venían repostando en el último tramo, se dejarían de vender unos 1.155.000 litros diarios de gasóleo en Navarra, con la consiguiente reducción de la recaudación fiscal.

Aumento de tráfico deseado. Desde el sector del transporte se detecta un incremento de actividad derivada de la mejora económica, por lo tanto “un mayor tráfico”. Esta mejoría también repercute en el tráfico de turismos por movilidad laboral.

Herramientas de Contenido