Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

#másmujeres: la alfombra roja es vuestra

Como estaba anunciado, la alfombra roja se tiñó de reivindicación femenina con abanicos y mensajes a favor de la igualdad en la industria del cine.

Un reportaje de A. Jiménez/Efe. Fotografía Efe - Domingo, 4 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Alfombra roja de los GoyaVER VÍDEOReproducir img

Maribel Verdú, una de las actrices más esperadas.

(YOUTUBE)

Galería Noticia

  • Alfombra roja de los GoyaReproducir

prometía ser reivindicativa y feminista con los ya anunciados abanicos rojos, pero estos fueron solo parte de la reivindicación femenina que reinó ayer en la alfombra roja de la 32 ª edición de los Premios Goya. La entrada del Madrid Marriott Auditorium Hotel se vistió de gala y los protagonistas de la noche más importante del cine español lucieron modelos, y también discurso a favor de la igualdad y mayor presencia femenina en la industria del cine.

La primera en inaugurar la alfombra roja, muy puntual y pasadas las seis y media de la tarde, fue Belén Cuesta, nominada a Mejor actriz protagonista por su papel en La llamada. La actriz sevillana lució un vestido palabra de honor color vino brillante. Entre los primeros en llegar también estuvieron los flamantes presentadores de la gala, Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, relevo de Dani Rovira -maestro de ceremonias de las últimas tres ediciones- La pareja de humoristas, ambos con esmoquin Tom Black, puso la tónica cómica en los posados ante las cámaras y lamentaron que los abanicos rojos no hubiesen llegado a tiempo. “La mujer y el feminismo no son ninguna moda ni ningún carro”, subrayó.

El negro fue el color reivindicativo en los pasados Globos de Oro, como símbolo contra el acoso femenino en el cine, y ayer también vistió a gran parte de los asistentes. Actores y actrices como Elena Furiase, Ana Álvarez, Macarena Gómez o Cristina Castaño apostaron por este color, habitual en estas grandes ocasiones. También de negro, Anna Castillo portó un vestido largo de acentuado escote, rematado con un elegante cuello de pedrería a conjunto con los brazaletes.

En el lado masculino, el debutante Eneko Sagardoy, nominado a Mejor actor revelación por su papel en Handia, apostó por el clásico esmoquin y pajarita, al igual que otros nominados como Pol Monen (Amar) o Quim Gutiérrez.

Llamativo, otro año más, fue el vestuario de Eduardo Casanova. Si en al pasada edición sorprendió con un esmoquin fucsia, este año el director de Pieles apostó por un traje chaqueta con tacones que fue el centro de muchas miradas. Rompedores, como lo ha sido su película La Llamada, Javier Calvo y Javier Ambro-ssi arriesgaron con personalidad. Con una colección de llamativos anillos y una camisa con un cuello adornado por una serpiente, Javier Calvo sustituyó la convencional pajarita por un lazo rojo. Su pareja sentimental y profesional, Javier Ambrossi, vistió una americana negra de ante con un original bordado de flores.

Diferente fue también el look de la directora y actriz Leticia Dolera, que vistió un esmoquin y bailarinas, otro símbolo más de la reivindicación femenina y que recalcó que “todos los días son de reivindicación hasta conseguir la igualdad”.

abanicos rojos reivindicativosLos esperados y reivindicativos abanicos rojos llegaron tarde, e incluso se llegó a dudar si solo se mostrarían durante la gala, pero el símbolo feminista finalmente tomó parte del desfile ante las cámaras. Las dos mujeres nominadas en las principales categorías, Isabel Coixet (La librería) y Carla Simón (Verano 1993), fueron las primeras en posar orgullosas bajo el mensaje#MASMUJERES. Mientras que Coixet lució un modelo de Marta Lafuente, la debutante Carla Simón apostó por un vestido de Teresa Helbig.

Una de las grandes protagonistas de la noche, Marisa Paredes, deslumbró con un elegante vestido en negro, con mangas abiertas, firmado por Sybilla, la “diseñadora con la que mejor me entiendo y la que más me conoce, es mi sello en el vestir”, según apuntó. Sobre el color, apuntó que le gusta y también es reivindicativo, en línea con las compañeras estadounidenses durante los Globos de Oro. “Tiene las dos funciones”, concluyó.

Otra de las actrices más esperadas fue Penélope Cruz, nominada a Mejor Actriz Protagonista por su papel en Loving Pablo, y que vistió un modelo blanco de la firma italiana Atelier Versace, además de posar también con el abanico rojo. Una reivindicación que continuó durante toda la gala, con la figura de la mujer como uno de los ejes de la edición.

Herramientas de Contenido