Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Un trabajo de reconocimiento obstaculizado por el recurso a la ley

La suspensión cautelar por el Constitucional de la norma aprobada en 2015 limita la actuación del Gobierno

Domingo, 4 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Rosas en recuerdo de las víctimas de motivación política.

Rosas en recuerdo de las víctimas de motivación política. (Foto: J. Bergasa)

Galería Noticia

  • Rosas en recuerdo de las víctimas de motivación política.

víctimas de motivación política

Pamplona- El programa de atención a las víctimas del Gobierno incluye también a las víctimas de motivación política. Un reconocimiento que viene recogido en la ley aprobada por el Parlamento en 2015 con el apoyo de todos los grupos y el voto en contra de UPN y PP, y que planteaba diversas iniciativas de atención a las familias de Gladys del Estal, Germán Rodríguez o Mikel Zabalza entre otras.

Sin embargo, la ley fue recurrida por el Gobierno del PP, y suspendida de forma cautelar por el Tribunal Constitucional, que sí dejó activos varios artículos de la ley. Ello ha permitido al Ejecutivo desarrollar diversas iniciativas, aunque con un margen limitado. Ha impedido, por ejemplo, desarrollar la comisión parlamentaria para determinar qué víctimas podían ser consideradas de motivación política, lo que hizo que el acto de reconocimiento y reparación organizado hace un año fuera una celebración genérica, sin personalizar, dando pie también a interpretaciones políticas interesadas.

Los recursos del PP también han retrasado el estudio académico que la UPNA iba a realizar sobre las muertes de Rodríguez y Del Estal. El Gobierno central también ha recurrido el estudio académico que debía analizar los casos de tortura y abusos policiales cometidos en Navarra los últimos años. El Gobierno, no obstante, apuesta por seguir trabajando en esta línea dentro de los márgenes que le deja la ley. - I.F.

Herramientas de Contenido