Amaia Romero: la magia de la cantante navarra conquista ‘OT’

La concursante pamplonesa obtiene el 46% de los votos
Aitana queda en segundo lugar, con el 42%
Miriam se hace con el tercer puesto tras desbancar a Alfred

A. Bravo/B. Ciordia/C. Ayabar - Martes, 6 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Espectadores siguen la actuación de Amaia en una sala de Yelmo CInes Itaroa, en Huarte.VER VÍDEOReproducir img

Espectadores siguen la actuación de Amaia en una sala de Yelmo CInes Itaroa, en Huarte. Foto: JAVIER BERGASA

Galería Noticia

Espectadores siguen la actuación de Amaia en una sala de Yelmo CInes Itaroa, en Huarte.ReproducirCientos de navarros y navarras viven con emoción la actuación de Amaia en Yelmo Cines.Amaia Romero, con su trofeo entre sus compañeros de concurso.Amaia durante su actuación de anoche.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

GaleríaLos mejores momentos de la final de 'OT'

  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Los mejores momentos de la final de Operación Triunfo.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona/Barcelona- Amaia Romero lo consiguió. Con Navarra atenazada por los nervios, la concursante más talentosa y carismática de esta edición se alzó con la victoria en Operación Triunfo en auténtico duelo artístico con su gran rival: Aitana. Los 100.000 euros del premio fueron a parar a la pamplonesa, que obtuvo el 46% de los votos y ha sido la única concursante en conseguir un 10 por parte de cada uno de los miembros del jurado por su impecable e inigualable voz, por lo que transmite cada vez que pisa un escenario, por su pasión y por su trabajo constante. En el tercer puesto quedó Miriam con un 12% de los votos, seguido de Alfred, con un 8% y de Ana Guerra, con un 7%.

La final, que tanta expectación generó entre los seguidores de Operación Triunfo, se inició con la actuación grupal en la que los cinco finalistas (Amaia, Aitana, Alfred, Miriam y Ana Guerra) cantaron Mi gran noche junto a un mito de la canción, Raphael, para arrancar la última gala de esta edición, plena de emoción, nerviosismo y sueños de triunfo. El cantante de Lineras alabó a los concursantes -“son una maravilla, cada uno a su estilo”-, pero fue más allá. Desde su larga trayectoria cuajada de éxitos y resucitada con entusiasmo por los más jóvenes en los últimos años les habló de lo que les espera tras el enorme fenómeno en que se ha convertido este OT. “Como consejo les diría que cuando salgan de aquí, se dejen aconsejar pero siempre dentro de lo que ellos quieren”. Raphael en defensa de la personalidad musical. Un consejo que, sin duda, no olvidarán cuando miren hacia atrás.

Aunque el jurado compuesto por Mónica Naranjo, Manuel Martos y Joe Pérez-Orive se tomó un descanso en la gala de Eurovisión, anoche volvieron al plató pero esta vez para disfrutar de las últimas actuaciones de los concursantes. En esta ocasión también valoró las actuaciones Rosa López, ganadora de la primera edición del programa y que también estuvo en la gala 0. “Me siento orgullosa de ellos, vienen muy preparados”, señaló la que fuera, como ha sucedido con Amaia en OT 2017, icono de su edición.

Los profesores y la directora de la academia se despidieron de sus alumnos con un cariño que rayaba en admiración. “Ha sido una edición muy de verdad”, “me llevo la familia que se ha creado aquí”, “hemos compartido momentos que vamos a recordar siempre”, son algunas de las palabras de los otros protagonistas del concurso. “Todos tienen calidad. ¡Qué buenos sois! Estamos orgullosos”, resumió en su nombre la directora de la academia, Noemí Galera.

Tras estas palabras, comenzaron las actuaciones de los cinco finalistas Alfred, el niño del Trombón, como le llamó cariñosamente Noemí Galera. “Tiene un talento descomunal”, “posee un gran mundo interior” o “es alguien especial”, con estas palabras le recibieron los profesores. El catalán defendió en el escenario Don’t stop the music. “Una actuación espectacular”, valoró Manuel Martos, a pesar de los habituales problemas del concursante con la dicción y el inglés.

La segunda finalista en actuar fue Ana Guerra, conocida como Ana War, optó por un estilo diferente y se atrevió con un tango, Volver, del Carlos Gardel. Aunque la concursante ha sido “la gran sorpresa de OT”, según los profesores, que alabaron su progresión, resultó evidente que pieza se le quedó grande.

Con más nervios que nunca, Aitana, la gran rival de Amaia, una concursante “con capacidad de atrapar al público, una voz especial y que brilla con luz propia”, según sus maestros musicales interpretó su tema en solitario Chandelier de Sia. La benjamina, Aitana, la espartana, como la denominó, Rosa López, se entregó en cuerpo y alma. Aunque siguiendo su tónica comenzó algo desafinada, consiguió poner al público en pie con su actuación.

Y, por fin, le tocó el turno a la concursante navarra. “Es una estrella, Amaia canta precioso y es capaz de transmitir lo más grande, siempre ha estado perfecta, está preparadísima”, unas palabras, las de sus profesores, cimentadas en el objetivo talento de la cantante, y que Noemí Galera remató: “Es muy inteligente”.

Enfundada con un impresionante y favorecedor mono rojo, deslumbró, una vez más, sobre el escenario con su interpretación de Miedo de M-Clan al piano. Amaia consiguió emocionar al público, al jurado y a todos los espectadores, que no pudieron apartar la mirada de la navarra, quien una vez más cautivó con su mágica e impecable voz.

Tras una actuación impecable, fue Miriam quien tuvo la mala suerte de actuar. La gallega recibió alabanzas de su familia estos últimos tres meses: “Tiene un voz preciosa, detrás de esa imagen tan dura hay mucho sentimiento. Miriam defendió en solitario Invisible, de Malú, pero los nervios, como a la mayoría de los concursantes anoche, le pasaron factura.

Pablo Alborán interpretó su nuevo sencillo, Prometo, que alargó todavía más la espera para conocer a los tres finalistas. Minutos más tarde, y con los nervios de los espectadores a punto de quebrase, el presentador, Roberto Leal, desvelaba que Amaia, Aitana y Miriam eran las tres concursantes que pasaban a la siguiente fase. Llegaba el combate final.

Tras la primera fase de votación, las tres finalistas interpretaron los temas de la gala 0 para demostrar al público su evolución durante los últimos tres meses. En primer lugar cantó Aitana, que se comió el escenario con Bang bang y logró meterse al público en el bolsillo.

Evolución y solturaAmaia volvió a cantar Starman, la inolvidable canción de David Bowie, que le abrió las puertas de la academia, y en la que se apreció su increíble evolución y soltura sobre el escenario, sin dejar de lado su naturalidad, sencillez y su conexión indiscutible con el público. “Como artista, te adoro, pero como persona, eres auténtica, te amo”, fueron las palabras que le dedicó Mónica Naranjo, la jurado estrella de la edición. La tercera finalista, Miriam, empleó su desgarradora voz en defender No te pude retener. Algo más tranquila que en la actuación anterior, no consiguió controlar su potente voz pero demostró seguridad sobre el escenario.

Y después de una tensa espera llegó el momento de desvelar el ganador del concurso. Cerca de las 01.40 horas, Rosa López anunciaba la ganadora de esta novena edición de OT: Amaia Romero. La navarra se quedó sin habla tras conocer la noticia y se fundió en un emotivo abrazo con sus compañeros. La gala no pudo terminar mejor.