National Geographic bucea en los secretos mayas

Un documental narra los pormenores del hallazgo que puede cambiar la historia de esta civilización

Martes, 6 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 10:49h

madrid- Un estudio pionero, realizado por un equipo de expertos de National Geographic en la selva de Guatemala, ha logrado un importante avance al realizar un descubrimiento que contribuirá a entender mejor la dimensión de la cultura maya. Con ayuda de un método de inspección remoto, que permite ver a través de las copas de los árboles, los especialistas han recorrido el suelo bajo la selva para descubrir más de 60.000 estructuras previamente desconocidas que muestran una red amplia e interconectada de ciudades, fortificaciones, granjas y carreteras. Esta revelación también ha ayudado a constatar la existencia de un entorno provisto de zonas agrícolas con capacidad para abastecer de alimentos a una gran población, organizado a escala casi industrial.

130 añosEl imperio perdido de los mayas, producción de National Geographic, ha seguido paso a paso la investigación de los expertos y ayuda a comprender la dimensión de este descubrimiento, cuya repercusión supone una completa reescritura de algunas creencias arraigadas hasta ahora. Se estrena esta noche a las 22.00, dentro del especial 130 Años Explorando que conmemora el 130 aniversario de la fundación de la Sociedad National Geographic.

Durante décadas, los arqueólogos han realizado un exhaustivo trabajo en la selva para intentar descifrar los misterios de la civilización maya. Obstaculizados por el bosque compacto, hasta ahora consideraban que las ciudades mayas se encontraban aisladas y eran autosuficientes. Sin embargo, esta creencia puede dar un vuelco. Una nueva tecnología para explorar más de 2.000 kilómetros cuadrados de bosque guatemalteco pone al descubierto el paisaje debajo de la vegetación sin necesidad de cortar un árbol o una enredadera. Las investigaciones sugieren que las valoraciones anteriores sobre el tamaño de la población maya, cifrado entre uno y dos millones de personas, se quedan cortas ya que las nuevas estimaciones indican una cantidad de hasta 20 millones de habitantes, una cifra similar a la mitad de toda la población europea en esa época, pero concentrada en una zona de aproximadamente el tamaño de Italia. - DNA