Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La cifra de accidentes en Pamplona aumenta hasta niveles de 2010

En 2017 hubo 2.558 siniestros y 164 atropellos
Pasos de cebra y vías rápidas, prioridades en el plan de acción del Ayuntamiento

Kepa García Patxi Cascante Itxaso MItxitorena - Martes, 6 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La concejala delegada Itziar Gómez, con el director del área y dos inspectores de Policía Municipal.

La concejala delegada Itziar Gómez, con el director del área y dos inspectores de Policía Municipal.

Galería Noticia

  • La concejala delegada Itziar Gómez, con el director del área y dos inspectores de Policía Municipal.
  • Un vehículo en la calle Monjardín.

pamplona- Máxima seguridad para peatones y ciclistas y priorizar las medidas que ayuden a configurar un entorno urbano más amable y sostenible con el medio ambiente. Es el ambicioso plan de acción que va a poner en marcha el Ayuntamiento ante la constatación de que la cifra de atropellos y accidentes no baja y de que serán necesarias actuaciones en ámbitos muy diversos para poner a Pamplona en la senda de la movilidad que otras ciudades iniciaron con mucho adelanto.

La concejala delegada de Seguridad Ciudadana y Convivencia Itziar Gómez fue la encargada de ofrecer los datos de la Memoria de Accidentabilidad y Siniestralidad de 2017, así como el plan de acción diseñado para la transformación del modelo de ciudad. La acompañaron en la rueda de prensa el director del área Xabi Ibáñez y los inspectores de la Policía Municipal Jesús Estanga (brigada de Movilidad) y Pablo Liberal (brigada de Circulación).

La realidad de Pamplona es que desde hace años no hay forma de reducir el número de accidentes (2.722 el año pasado, de los que en 2.558 intervinieron solo vehículos) y ni el de fallecidos, que se sitúa en cuatro víctimas mortales por año desde 2005.

Hay tres causas para explicarlo, según el inspector Estanga: los altísimos aforos de vehículos que se registran en el centro;el reparto modal que favorece muy claramente al coche y la estructura vial de la ciudad, con muchas calles de dos carriles convertidas en autopistas urbanas en las que se circula a velocidades inadecuadas.

Si se observa la evolución de los últimos diez años, Pamplona ha recuperado los niveles de accidentabilidad de 2010, cuando se registraron 2.757 siniestros. Después se inició una tendencia decreciente, que encontró su suelo en 2013 (1.923 siniestros), pero que se invirtió al alza desde entonces hasta llegar a las cifras actuales. Los 2.722 accidentes del año pasado arrojaron 585 heridos leves, 43 graves y 5 fallecidos: cuatro peatones y un motorista.

En el caso de los viandantes, dos fueron atropellados en paso de peatones sin regulación semafórica (prioridad del peatón), otro se produjo en paso de peatones regulado por semáforo (en el que la peatona cruzaba en fase roja) y el cuarto fue al cruzar el peatón por un lugar no habilitado, mientras el vehículo implicado circulaba marcha atrás. La quinta persona fallecida fue un motorista por la velocidad inadecuada con la que circulaba.

El número de personas heridas graves se mantiene estable respecto al año anterior, 44 en 2016 y 43 en 2017. De ellas, 23 fueron peatones, 11 conducían moto o ciclomotor, 5 eran ciclistas y 4 otras personas usuarias de la vía.

Los datos de heridos leves por accidente de tráfico descendieron de 609 en 2016 a 565 en 2017, un 7,3%, la cifra más baja de la última década. 100 peatones resultaron heridos leves, 74 ciclistas, 81 personas que conducían motos o ciclomotores y 310 en otros vehículos.

Según Itziar Gómez, la estrategia para revertir la tendencia de siniestralidad debe ser “global y simultánea, combinando acciones sobre infraestructuras, pasos de peatones, controles, educación vial y normativas, de manera que allí donde no se pueda incidir sobre las causas del accidente, al menos sí se pueda hacerlo sobre sus consecuencias”.

cuatro ejesEl plan que ha diseñado el Ayuntamiento presenta cuatro ejes. La primera línea de acción se refiere a las actuaciones en infraestructuras, como los pasos de peatones. Se va a confeccionar un inventario de los 3.000 que hay, analizándolos a través de fichas que arrojará un índice de seguridad y unas medidas correctoras. Comenzará por los entornos escolares: en breve se mejorarán los pasos de peatones de los colegios de Amaiur y Larraona, y se está iniciando en Sagrado Corazón y Liceo Monjardín.

La segunda línea de trabajo es la de las medidas de control. A este respecto Ibáñez destacó la recuperación de la unidad de motos y el incremento de los controles de etilometrías y drogas. También desveló que se va a incorporar otra cabina de radar en Ripagaina y Mendillorri.

La tercera línea de actuación se centra en la educación vial. Por último, la cuarta línea de se refiere a la gestión de la seguridad vial, en el ámbito del PMUS: se va a poner en marcha la recientemente aprobada Ordenanza de Movilidad una de cuyas máximas es hacer de Pamplona ciudad 30.

Hará falta una estrategia a largo plazo y que se sumen todas las sensibilidades, aspecto éste que se presenta complicado ante la actitud reiterada de UPN de buscar rentabilidad política al asunto, como ayer se pudo comprobar tras hacerse públicos los datos de siniestrabilidad de 2017, acusando al cuatripartito de presentar peores resultados que los suyos.

calles

47 siniestros en príncipe de viana

Puntos negros. Los puntos de mayor accidentabilidad de Pamplona han ido cambiando a medida que se han ido adoptando medidas correctoras. En 2017, el punto con más accidentes fue la plaza Príncipe de Viana, con 47 siniestros, seguido de la avenida Navarra en la rotonda con Abejeras y Azpilagaña (38) y plaza de Merindades (34). Si se contabilizan de forma conjunta, la avenida Navarra se sitúa como la más peligrosa, ya que en la rotonda de Larraona hubo 22 accidentes y en la rotonda con Ermitagaña otros 15. - K.G.

el apunte

Víctimas mortales. Entre 1993 y 2005 la media de personas que perdían la vida en las carreteras de la ciudad era de 9, con años incluso de 12 y 14 víctimas, en 1995 y 2001. Desde entonces, esa media se sitúan en torno a las 3 o 4 fallecidos. En 2017 hubo 5.

las crifras

125

Ciclistas siniestrados. El aumento en el uso de la bicicleta ha conllevado un incremento en su accidentabilidad, aunque parece que se estanca. En 2017 hubo 74 heridos leves, 5 graves y 46 sufrieron daños.

11

ciclomotores. El número de heridos en ciclomotores-motocicletas ha aumentado al constatarse un mayor número. El año pasado hubo 11 heridos graves.

41%

Movilidad en coche. Los desplazamientos en Pamplona y Comarca se distribuyen de forma que el 42% se realizan a pie, el 41% por vehículo privado, el 13% en transporte público y 2% en bici.

2.722

Accidentes. Los 2.722 accidentes de 2017 arrojaron 5 fallecidos, 43 heridos graves y 585 heridos leves.

378

Denuncias. La Policía Municipal tramitó el año pasado 378 expedientes.

80%

imprudencias. Detrás de la mayoría de los atropellos se encuentran descuidos personales.

Herramientas de Contenido