Tafalla entrega los premios Torre Ochagabia y Cisneros 2017

Altaffaylla concedió el galardón urbanístico a Iñaki Kortabitarte y Virginia Múgica

Carmelo Armendáriz - Martes, 6 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

De izquierda a derecha, Asier Muruzabal, Iñaki Kortabitarte y Virginia Múgica.

De izquierda a derecha, Asier Muruzabal, Iñaki Kortabitarte y Virginia Múgica. (CARMELO ARMENDÁRIZ)

Galería Noticia

De izquierda a derecha, Asier Muruzabal, Iñaki Kortabitarte y Virginia Múgica.

tafalla- La asociación cultural Altaffaylla Kultur Taldea entregó ayer en Tafalla el premio Torre Ochagabia 2017 a la pareja formada por Virginia Múgica e Iñaki Kortabitarte, galardonando de ese modo la rehabilitación de su vivienda ubicada en el número 11 de la calle Santa Lucía, en la zona más antigua del casco urbano de la ciudad, en las traseras del Patio Iribas.

Con este premio, que este año se ha concedido en su décimo tercera edición, los organizadores han querido reconocer la que han considerado como “mejor actuación urbanística durante el pasado año y su engarce con la tipología dentro de los límites del Casco Histórico de la localidad”.

Mari Jose Ruiz, en representación de Altaffaylla, apuntó que el edificio premiado este año “data en el catastro municipal del año 1800” y de su rehabilitación destacó “la utilización de materiales nobles como piedra y madera de un modo armonioso y acorde con el entorno, así como la recuperación del arco de la puerta de entrada que estaba totalmente cubierta”. También destacó que “el patio que antes estaba lleno de maleza hoy luce cual cuarto de estar”.

Las obras de restauración han corrido a cargo de la empresa Lantzibi de la Sakana (familia de Iñaki Kortabitarte) y una buena parte del trabajo en piedra lo ha realizado su vecino, Mariano Maya. Destacable también el detalle del eguzkilore colocado encima del arco de la puerta y tallado en piedra por el cantero tafallés, Manolo Baena. “En definitiva -añadió Mari Jose Ruiz- una muestra de que con ayudas y buen gusto, es posible generar y rejuvenecer un casco antiguo deteriorado”.

Los organizadores de este premio concedieron también una mención a Asier Muruzabal y Noemí Vilas por la restauración de la fachada de su vivienda en el número 14 de la calle Misericordia “tras haber lucido la piedra, mejorando notablemente la estética de la casa en una calle tan emblemática del casco viejo tafallés”.

Ambos galardonados recibieron como premio un cuadro con una lámina del pintor Antonio Hernández Palacios en el que se representa la torre gótica del antiguo Palacio Real de Tafalla, denominada Torre Ochagabia, tristemente desaparecida y demolida en las últimas décadas del siglo XIX.

Cabe recordar que estos galardones anuales premian la imagen exterior de las obras realizadas y ya finalizadas en casas o edificios del Casco Antiguo y su engarce con la tipología histórica de esta zona de la ciudad.

Premio Cisneros 2017De igual modo, desde Altaffaylla también han decidido entregar en esta edición el premio Cisneros 2017 a un mal ejemplo de actuación urbanística, otorgándoselo a Iberdrola y a las compañías de telefónica “por el cableado irregular y colgante que aparece prácticamente por todo el casco viejo afeando calles y fachadas y dando la sensación de dejadez y abandono y en algunos casos suponen un peligro notorio”.

Mari Jose Ruiz añadió que “sabemos que el Ayuntamiento hizo las reclamaciones en su momento y si bien algunas se arreglaron, otras lucen igual de mal que el primer día”. Finalmente señaló su deseo de que “estos premios y su divulgación sean un instrumento más para preservar nuestra Ciudad Histórica del construccionismo codicioso y vulgar, y destacar al mismo tiempo el ejemplo que dan muchos vecinos y vecinas que construyen y arreglan sus casas con respeto absoluto a la ciudad que nos dejaron nuestros antepasados”.