Plan de reducción de ciclistas en Mendillorri

Jaime Mangado Oroquieta - Miércoles, 7 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Intolerable. Así podríamos calificar lo que a priori llamamos carril bici de Mendillorri. Líneas medio borradas, papeleras y farolas por medio. Esto parece más propio de una película cómica, pero no, es real, y si no se lo creen pásense por este barrio y den una vuelta por el carril bici. Eso sí, nadie les va a garantizar salir sin ningún rasguño.

Ciertamente, Mendillorri fue una de las primeras urbanizaciones que se construyeron en Pamplona y las calzadas no permiten la construcción de un carril bici pegado a ellas, pero para tener que ir esquivando el mobiliario urbano mejor no poner nada.

A propósito de esto último, no hará mucho tiempo que tuve un pequeño susto yendo en bici. Yo iba circulando por el carril bici cuando llegó una curva cerrada. Hasta ahí todo normal, pero el problema es que en medio de la curva había una farola esperándome y yo no lo sabía, así que lo primero que se me pasó por la cabeza fue esquivarla hacia el lado de la carretera, teniendo la gran suerte de que en ese momento no pasaba ningún coche. Es por ello por lo que decidí ignorar el carril bici y circular por la carretera o por la propia calzada sin molestar a los peatones. Y estoy más que seguro que otros ciclistas harán lo mismo que yo, ya que tener un carril bici en estas condiciones es de risa.

Así que ya saben, si quieren experimentar sensaciones fuertes sintiendo lo que es ir sorteando todo tipo de obstáculos, no lo duden más y pásense por el carril bici de Mendillorri.