Los salarios de Google los programa un algoritmo para evitar la brecha salarial con las mujeres

La directora general de la compañía en España asegura que no existe discriminación en las retribuciones

Jueves, 8 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

madrid- La directora general de Google España y Portugal, Fuencisla Clemares, afirmó ayer que la compañía tecnológica tiene un sistema para evitar que haya brecha salarial entre hombres y mujeres, y es que tanto las retribuciones como las subidas salariales las establece un algoritmo. “Estamos cien por cien convencidos de que no debía haber ninguna brecha salarial y dentro de la compañía trabajamos para que esto sea así”, aseguró.

En este sentido, la responsable de Google España y Portugal aclaró que la política de empleo, retribuciones y promociones dentro de la compañía se basa en la utilización de algoritmos, como “buena empresa tecnológica”.

“Cada jefe recibe la propuesta de subida salarial y de salario de sus empleados en base a un algoritmo donde el sexo de la persona no forma parte del dato que se le da al algoritmo y donde sí se considera qué puesto tiene, qué nivel, cuál ha sido su evaluación, qué objetivos tenía y qué es lo que ha conseguido. Es el propio algoritmo el que propone las subidas salariales y el esquema salarial de cada empleado cada año”, detalló Clemares.

Asimismo, la directora general de Google España y Portugal añadido que, posteriormente, se ponen en marcha grupos que se encargan de analizar si se está produciendo o no la diferencia salarial entre hombres y mujeres. “La realidad es que nosotros en los análisis que hemos hecho no nos ha surgido esa diferencia, pero si surgiera habría que profundizar y entender qué está pasando”, subrayó.

Preguntada sobre el rol de la mujer en el mundo de la tecnología, defendió que, a su juicio, juega un “papel fundamental”. Así, argumentó que Google intenta “desarrollar productos parta todo el mundo”, es decir, para hombres y mujeres. “Si los que están desarrollando productos son solo hombres, probablemente el producto no va a ser tan bueno como debería”, remarcó. - E.P.