Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La reforma electoral acerca a Podemos y Ciudadanos

El cambio del sistema perjudicaría a PP y PSOE pero también a PNV, ERC o PDeCAT

Viernes, 9 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Los portavoces de Ciudadanos y Podemos, Irene Montero y Juan Carlos Girauta, durante su reunión sobre la reforma electoral.

Los portavoces de Ciudadanos y Podemos, Irene Montero y Juan Carlos Girauta, durante su reunión sobre la reforma electoral. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Los portavoces de Ciudadanos y Podemos, Irene Montero y Juan Carlos Girauta, durante su reunión sobre la reforma electoral.

pamplona- La “sintonía total” que Podemos y Ciudadanos constataron ayer en su afán por reformar en 2018 el sistema electoral sin tocar la Constitución, para que no sea necesario el PP, ha chocado con la cautela del PSOE, que rechaza una una “subasta de escaños” como la que, a su juicio, proponen. Las dos formaciones resultan perjudicadas por el vigente sistema D’Hont y, por ello, han aparcado su enfrentamiento para estudiar cambios normativos de cara a futuras elecciones. Según distintas proyecciones, su propuesta erosionaría al bipartidismo pero también a partidos como el PNV, PDeCAT o ERC, a los que les costaría más votos obtener escaños.

Los de Pablo Iglesias y Albert Rivera barajan diversas propuestas de cara a la reforma electoral. Coinciden en la necesidad de acabar con el voto rogado, imponer los debates electorales, regular el envío de las papeletas para que todas lleguen en un único sobre a los domicilios y, sobre todo, fijar un reparto de escaños más equitativo. Podemos también quiere listas paritarias obligatorias, permitir el sufragio a los 16 años y aumentar el número de escaños de 350 a 400.

Ciudadanos, por su parte, apuesta por listas abiertas y que los huidos de la justicia no puedan ser candidatos. El proceso no supondría tener que cambiar la Constitución, sino simplemente la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, cuya modificación no requiere de mayorías cualificadas, aunque sí necesitarían al PSOE.

Lo que es evidente es que el bipartidismo saldría claramente perjudicado con un nuevo reparto de escaños, sobre todo el PP, que según los pronósticos perdería más de diez escaños, que irían a parar mayoritariamente a Podemos y Ciudadanos. Estas dos formaciones también saldrían ganando si la edad mínima para votar descendiera a los 16 años, debido a su mayor pujanza entre los jóvenes. Con esta reforma, el principal perjudicado sería el PNV que, partiendo de los resultados de junio de 2016, perdería un asiento y se quedaría con cuatro y sin posibilidad de formar grupo propio en el Congreso.

En Podemos y Cs están convencidos de que es posible reformar el sistema electoral en la Cámara Baja y ayer constataron que ambos comparten objetivos para que la ley sea más proporcional. Por ello, han abierto un canal de comunicación permanente y se ven capaces de atraer a sus posiciones al PSOE para culminar las modificaciones este mismo año. Tras más de una hora de reunión de los equipos de ambos grupos parlamentarios, los portavoces Irene Montero y Juan Carlos Girauta trasladaron su total coincidencia en lograr una mayor proporcionalidad. El portavoz naranja recordó que “donde un diputado le cuesta 57.000 votos al PP, a Ciudadanos le cuesta 97.000”.

Sin embargo, no parece que las propuestas de Podemos y Ciudadanos vayan a hacerse realidad por el momento, ya que socialistas y populares han anunciado que las bloquearán. La vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra, expresó que su partido quiere abordar una reforma “integral” del sistema electoral y no una “subasta de escaños con la calculadora en la mano”. El PP plantea una opción inédita: que quien gane las elecciones tenga un plus de escaños. Según resumió Alberto Núñez Feijóo, hay que “dejar gobernar a quien gana”. - D.N.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia