A PARTIR DEL 2015

Luz verde a la modificación en los planes de pensiones que beneficia a las rentas más altas

Técnicos de Hacienda critican las medidas del Gobierno por regresivas
El PSOE cree que permitir rescatar a los fondos a los 10 años prueba que la finalidad es privatizar el sistema

Sábado, 10 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Cientos de jubilados se manifestaron por el centro de Pamplona en defensa de las pensiones públicas.

(OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Cientos de jubilados se manifestaron por el centro de Pamplona en defensa de las pensiones públicas.

“El Gobierno pretende convertir lo que son derechos fundamentales en negocios privados” “El Gobierno beneficia los planes privados mientras castiga las pensiones públicas”

PAMPLONA- El colectivo de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) arremetió contra el apoyo del Gobierno a los planes de pensiones privados, ya que, según denunció, las deducciones por invertir en estos instrumentos de ahorro son “regresivas” porque benefician a las rentas más altas. El Consejo de Ministros dado luz verde ayer al real decreto ley que permite a quienes ahorran en planes de pensiones rescatar su dinero a los diez años, a partir de 2025, y rebaja las comisiones de gestión de estos productos. Ya no será necesario que el ahorrador se encuentre en una situación excepcional, ya sea paro de larga duración, enfermedad grave o riesgo de desahucio, como se exigía hasta ahora, para poder recuperar su dinero.

En definitiva, se trata de hacer más atractivos los planes de pensiones con el objetivo de “estimular” el ahorro privado, según defendió el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Aunque se incentive el ahorro privado, quiso salir al paso de las críticas por el interés del Gobierno en “privatizar” las pensiones porque “las pensiones públicas en España son un derecho, que este Gobierno se ha encargado de garantizar”.

Obviando la escasa capacidad de ahorro de los jóvenes por sus salarios, desde el Ministerio de Economía creen que la posibilidad de poder recurrir al dinero ahorrado en planes de pensiones transcurridos diez años desde la aportación de los fondos será clave también para que los jóvenes se animen a contratar un producto de este tipo. La entrada en vigor del texto permitirá que cualquier aportación a un plan de pensiones se pueda retirar en diez años y, en el caso del dinero depositado con anterioridad, la fecha de corte será finales de 2015.

De este modo, a partir de 2025 se abrirá una ventana para que ocho millones de ahorradores dispongan del dinero depositado en sus planes de pensiones al cierre de 2015, cuando ascendía en planes individuales a 68.000 millones. Y las aportaciones realizadas con posterioridad a 2015 deberán dejar transcurrir los diez años correspondientes.

En cuanto a las comisiones de gestión, el real decreto las diferencia según tres tipos de fondos de pensiones. Con los nuevos porcentajes, la comisión media calculada según la distribución del patrimonio entre los diferentes tipos de fondos baja del 1,50% al 1,25%. A su vez, se reduce la comisión máxima de depósito de 0,25% al 0,20%.

CCOO y UGT lamentaron la decisión del Gobierno porque “desvirtúa” el objetivo de estos ahorros y critican que favorezca los planes privados en vez de solucionar los problemas del sistema público de pensiones.

La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, criticó que el Gobierno quiera impulsar el ahorro y las pensiones “privatizando derechos” que son fundamentales y están recogidos en la Constitución y lamentó que “este sea el mantra constante del PP”. Calvo acusó al Ejecutivo del PP de pretender convertir en “negocios privados” lo que para los socialistas son “derechos fundamentales”. Y eso, dijo, es “retrotraer este país 100 años para atrás”.

Gestha, por su parte, denunció que las ventajas fiscales vigentes, que consisten en la reducción en la base imponible de las aportaciones, son “regresivas”, puesto que disminuyen la progresividad del IRPF y concentran las mayores aportaciones en las personas con más ingresos. Así, afirma que los clientes de los fondos de previsión social (planes de pensiones o mutualidades) son las personas con mayores rentas y los técnicos apuntan que conforme aumentan los ingresos, cada vez más ciudadanos se aprovechan de los beneficios fiscales. Así, la adhesión a planes de previsión se dispara a partir de los 30.000 euros de ingresos y, especialmente, desde el tramo de los 60.000 euros. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia