El líder del SPD, de esperanza de la socialdemocracia a ‘oveja negra’

La popularidad del político alemán ha caído en picado durante los últimos meses en beneficio de Sigmar Gabriel

Sábado, 10 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- Martin Schulz, designado en enero de 2017 por los socialdemócratas alemanes para conducir a la formación hasta la Cancillería en las elecciones generales de hace cuatro meses, se ha convertido en menos de un año en la oveja negra de su partido.

Lejos parece quedar ya el efecto Schulz, nombre otorgado al momentáneo repunte del Partido Socialdemócrata (SPD) en las encuestas posteriores a su designación como candidato. Sin embargo, lo que permanece en el recuerdo son los peores resultados obtenidos por la socialdemocracia en unas generales y el firme rechazo (que resultó no ser tal) del líder socialdemócrata a negociar una reedición de la gran coalición con la canciller, Angela Merkel.

La decisión de Schulz de renunciar a la cartera de Exteriores dos días después de anunciar su retirada de la presidencia del SPD pone fin a varios meses de agonía desde su aterrizaje en la política nacional a principios del año pasado y tras más de dos décadas a caballo entre Bruselas y Estrasburgo.

Schulz nació en Würselen, cerca de Aquisgrán, hace 62 años, y allí sigue viviendo, en una ciudad de unos 40.000 habitantes situada en la esquina occidental de Alemania que hace frontera con Bélgica y Holanda.

Schulz fue elegido con 31 años alcalde de su ciudad, el más joven del Land de Renania del Norte-Westfalia;además, el alemán se convirtió en europarlamentario con 38 años, y posteriormente fue designado presidente de la Eurocámara.

Artífice de un discurso vehemente y dueño de firmes convicciones, la fórmula política de Schulz funcionó al comienzo de su mandato, pero con el paso del tiempo su forma de proceder ha perdido fuerza y ha desatado fuertes críticas procedentes de su propio partido. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia