Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

A la contra

La sangría

Por Jorge Nagore - Sábado, 10 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

ana Beltrán volvió a contraatacar ayer con el que se está convirtiendo en uno de sus mantras preferidos, ése de que a los navarros nos están “sangrando a impuestos” -imagino que de alguna manera hay que compensar las hoscas que dejan quienes no los pagan- y que como Navarra ha ingresado un 13,3% más de recaudación en 2017 -por la mejora económica, por la reforma fiscal y por el dinero obtenido del Convenio, un 13,3% que dobla el 6,6% obtenido en España- el Gobierno de Navarra “está obligado a bajar los impuestos, porque esos 19 millones de euros que va a obtener en dos años con la sanguinaria reforma fiscal ya los ha obtenido con 215 millones del Convenio”. Para Beltrán, que su partido en Madrid nos devuelva lo que nos ha cobrado de más debe servir para que el gobierno retire una reforma fiscal que apenas supone 19 millones de euros porque es “sanguinaria”. Teniendo en cuenta que hay unas 330.000 declaraciones de IRPF, la sangríamedia por declaración es de 57 euros, aunque afecta casi exclusivamente a partir de 30.000 euros y a patrimonio y empresas grandes. No ha debido de leer Beltrán al consejero de Hacienda, que insiste en que esta última reforma no es tanto recaudatoria -aunque no sé por qué hay que avergonzarse de eso, con 19 millones se pagan muchas necesidades- como de justicia fiscal distributiva, una justicia en la que aún estamos lejos de otros países del entorno y de la UE, donde las empresas -como afirma Beltrán que pasa aquí, pese a los datos- no dejan de crear trabajo y riqueza. Es una cuestión moral también, señora Beltrán, en un país que afirma que baja los impuestos pero sigue teniendo el IVA igual para todos ganemos lo que ganemos, que es lo que realmente machaca a las clases bajas. Un país con más deuda que PIB, casi el doble de paro que Navarra y que gobierna su partido. Hágaselo mirar, porque la sangría verdadera está de Cortes para abajo.

Herramientas de Contenido