estella-lizarra

Presentado el diagnóstico sobre la realidad del turismo en Estella-Lizarra

A partir de ahora se van a marcar una líneas estratégicas con acciones concretas a realizar

r.usúa - Sábado, 10 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Participantes en la reunión que se celebró esta semana en el ayuntamiento para conocer el diagnóstico y plantear líneas de acción. Fotos. r.usúa

Participantes en la reunión que se celebró esta semana en el ayuntamiento para conocer el diagnóstico y plantear líneas de acción. Fotos. r.usúa

Galería Noticia

Participantes en la reunión que se celebró esta semana en el ayuntamiento para conocer el diagnóstico y plantear líneas de acción. Fotos. r.usúa

estella-lizarra. Esta semana se ha celebrado en el salón de plenos la cuarta reunión de trabajo para la elaboración de un Plan de Dinamización Turística para la ciudad del Ega, un plan que promueve el Ayuntamiento de Estella-Lizarra desde hace unos meses. En el encuentro, -en el que participaron una treintena de personas representando a distintas entidades y asociaciones, así como concejales o vecinos-, la empresa Bizibiziki presentó algunas conclusiones interesantes sobre el diagnóstico de este sector en Estella-Lizarra.

Como ya había adelantado tiempo atrás la concejala de Comercio y Turismo, Marta Astiz (Ahora-Orain), el objetivo del plan es “identificar las necesidades que tiene la ciudad para mejorar la oferta y la calidad de nuestro turismo y generar desarrollo local”, representando tanto al sector público como al privado. Y es que, se quieren marcar unas “líneas estratégicas” para los próximos años planteando “acciones a implantar”, unas que tendrán un coste económico y otras no, simplemente de mejor coordinación. Según explicaron desde la empresa, el diagnóstico se ha centrado en tres líneas: la situación del sector;gestión turística y dinamización;y promoción, difusión y comunicación.

Tras dar algunas pinceladas del diagnóstico, con datos interesantes, los participantes se dividieron en dos grupos para ir poniendo en común posibles acciones a desarrollar.

Entre los datos aportados por Bizibiziki destacan algunos, como las 2.133 plazas para pernoctar que hay en la ciudad contando hoteles, campings (el 62% de las plazas), apartamentos o albergues, o los 33 restaurantes. Destacaron entre los servicios que todos los alojamientos ofertan conectividad a Internet y accesibilidad para personas con movilidad reducida o que el 70% permite el acceso de mascotas. Como punto a mejorar, pusieron sobre la mesa “las ganas de trabajar con otros agentes turísticos que nos han manifestado el 80% de los alojamientos”. También señalaron que “casi el 100%” cuenta con página web, que hay un uso extendido de las redes sociales y que la gran mayoría permiten hacer reservas vía Internet. Otro punto abordado en las encuestas es el de los idiomas. “Sí que nos han transmitido que hay trabajadores con esas competencias, pero por otro lado también nos han informado de la necesidad de más formación para dar un servicio de más calidad”, comentaron.

En cuanto a los restaurantes, concluyeron que “más de la mitad ofrecen comida típica de la zona, pero hay una carencia a la hora de presentar la oferta o ponerla de valor”. En cuanto a horarios de apertura, afirmaron que “casi el 70%” abre después de las 20.00 horas para poder dar cenas a peregrinos.

Sobre el tejido privado turístico de actividades, destacaron que “ falta una estrategia permanente”, así como “ponerlas en valor en colaboración con los alojamientos”. También añadieron que se podrían generar “experiencias innovadoras” que atraigan a los visitantes.

perfilEn su diagnóstico, quedó claro que el turismo en los últimos años “va al alza”. Los turistas nacionales son más estacionales (julio y agosto o Semana Santa), mientras que los internacionales son más regulares, sobre todo por el Camino de Santiago. “Otro dato interesante es que el 30% de los visitantes son excursionistas que llegan de las CCAA más cercanas”, apuntaron.

Como curiosidad, señalaron que en los alojamientos el 51% son clientes internacionales y el 49% nacionales, mientras que en lo que son usuarios de actividades turísticas privadas, solo el 10% son visitantes de otros países. “Es un interesante nicho a trabajar”, concluyeron desde Bizibiziki.