milagro

Fiesta de. San Blas

Sábado, 10 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Foto de familia de los quintos de este año.

Foto de familia de los quintos de este año.

Galería Noticia

Foto de familia de los quintos de este año.Participantes del torneo de petanca.Miembros del bar El Burgalés, ganadores del concurso de pinchos.

El reparto de los roscos, nueves, vino e higos que hicieron los quintos de este año marcó el inicio de las fiestas de San Blas que ha vivido la localidad de Milagro durante el pasado fin de semana. En total se repartieron entre los vecinos y visitantes los 3.500 roscos previamente bendecidos por el párroco de la localidad, Javier Omeñaca, unos 200 kilos de nueces, 100 kilos de higos y 140 litros de vino moscatel.

Una vez recogido el rosco, la multitud comenzó a dar las tres vueltas de rigor alrededor de la hoguera para prevenir los males de garganta. A San Blas se le atribuye la profesión de médico, principalmente de garganta, y de ahí viene la tradición de comer el rosco bendecido como medida preventiva contra estos males. El sábado fue el día grande de las fiestas y comenzó con la recepción de autoridades. También los quintos de 1972 y 1958 acudieron para, posteriormente, dirigirse en comitiva acompañados de la banda hasta la Iglesia de Nuestra Señora de los Abades donde los quintos del año, tras la imposición del pañuelo festivo al santo a cargo de Sofía Hernández, lo sacaron en procesión. En un momento del recorrido otro quinto de este año Borja García, cantó una jota al santo acompañado al acordeón por Mikel Remón y a la guitarra por Antonio Remón.

26ª cata de vinosTambién en la tarde del viernes, dio comienzo la 10ª Ruta del Pintxo de Milagro en la que los bares de la localidad ofrecían un pincho elaborado y un vino tinto crianza y blanco chardonay de Bodegas Armendariz de Falces o un rosado espumoso de Bodegas Alconde de Lerín, al precio de 2 euros. Participaron en la ruta siete establecimientos, Cafetería Marisma (con una Semiesfera de queso de cabra con mermelada), Asador Sidrería Casa Antonio (con un Pimiento de bacalao deconstruido), Café París (con Delicia de París), Restaurante Europa (con Europa diez), Bar Burgalés (con Alcachofa pasión), Bar Piscinas-Jubilados (con Bizcocho de calabaza), y el Local Joven de la SRC San Blas (con El encierro).

El domingo, en la Sociedad Recreativa Cultural San Blas, tuvo lugar la 26ª Cata de Vinos Cosecheros de Milagro., en la que tomaron parte un total de 23 caldos, dos menos que en la edición anterior. Todos ellos fueron valorados por un jurado compuesto por dos enólogos de la bodega Ontañon de Aldea Nueva de Ebro, Sara Navarro Cambra de Cadreita y José Miguel Arizcuri Dinac, de Cascante, que calificaron a la mayoría de los vinos como “de excelente calidad y limpieza”.

Antes de entregar los premios, se reconoció a Joaquín Pejenaute, técnico de Evena jubilado, natural de Milagro que fue el ideólogo de esta cata. Los tintos ganadores fueron, de primero a tercero, los de Luis Lojo Corrochano, Pili Calvo Moreno y Julen Pejenaute Pérez, respectivamente. También se concedió un primer premio al mejor rosado, que fue a parar a Alfredo Pejenaute Barrado. El premio consistió en una vinoteca y un escudo de la localidad.