Israel lanza una ofensiva contra blancos iraníes en Siria

El ataque del Ejército israelí tras detectar la presencia de un dron iraní en su territorio eleva aún más la tensión en la zona

Domingo, 11 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Soldados israelíes observan los restos del F-16 derribado.

Soldados israelíes observan los restos del F-16 derribado. (Foto: A. Gosh (Efe))

Galería Noticia

Soldados israelíes observan los restos del F-16 derribado.

pamplona- La tensión aumentó ayer en el norte de Israel tras el ataque de dicho país contra objetivos iraníes en respuesta a la entrada de un dron en su territorio. Poco después, el incidente fue respondido de inmediato con un ataque sirio que provocó la caída de un caza israelí en lo que varios analistas definen como “la peor escalada de tensión” de los últimos años.

El choque comenzó de madrugada cuando, a las 04.30 hora local (03.30 hora peninsular española), Israel interceptó un dron iraní dentro de su espacio aéreo;ante esta intromisión, las fuerzas israelíes atacaron una hora más tarde las infraestructuras desde donde estaba siendo controlado el aparato cerca de la ciudad siria de Palmira. Según el Ejército israelí, los controladores del dron eran de origen iraní.

Las baterías antiaéreas sirias respondieron contra la aviación israelí, lo que indica que “Siria decidió implicarse pese a que el ataque estaba dirigido contra las infraestructuras iraníes”, declaró el portavoz militar, Jonathan Conricus, en una conversación con un grupo de periodistas.

Durante los disparos, un F16 israelí fue “probablemente” alcanzado por los misiles sirios y cayó al norte de Galilea. Los pilotos, que habían saltado del avión antes de que se estrellara, fueron evacuados a un centro sanitario de Haifa y uno de ellos está herido de considerable gravedad.

El incidente provocó que Israel lanzara de inmediato un ataque a gran escala contra objetivos iraníes y sirios en los alrededores de Damasco, destruyendo ocho blancos de la Cuarta División de las Fuerzas Armadas de Siria. “Doce objetivos, entre ellos baterías de defensa aérea y objetivos iraníes que forman parte del establecimiento militar de Irán en Siria, fueron atacados”, informó el Ejército en un comunicado oficial.

Siria, por su parte, volvió a responder y lanzó entre 16 y 20 misiles antiaéreos contra los cazas israelíes, aunque ninguno causó daños. “Irán y Siria están jugando con fuego”, advirtió Conricus, que aseguró estar preparado para cualquier escenario. “Continuaremos atacando cuando sea necesario”, añadió el portavoz militar.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el titular de Defensa, Avigdor Lieberman, se desplazaron hasta Tel Aviv para una reunión de emergencia de seguridad para abordar la mayor escalada de tensión registrada en los últimos años.

El especialista de Defensa del diario Haarezt, Amos Harel, declaró que Siria está mostrando una mayor confianza en sí misma con estos ataques y que Israel debe “repensar su estrategia y las implicaciones tácticas para responder ante esta nueva situación”. - Efe