Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
la carta del día

Socialismo y nacionalismo democráticos

Por Alberto Ibarrola Oyón - Domingo, 11 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

en la Comunidad Autónoma Vasca, la colaboración entre el socialismo y el nacionalismo viene de muy atrás y responde a un espectro sociológico que se identifica con algunos rasgos de ambas ideologías. Así, un sector social bastante amplio ha votado tradicionalmente al PNV en las municipales y autonómicas y al PSOE en las generales. El PNV sigue venciendo en las autonómicas, pero en este movimiento dual del votante, Elkarrekin Ahal Dugu ha desplazado al PSOE como referente de la izquierda estatal. En Catalunya esta característica todavía ha sido más acusada: durante varias legislaturas, el PSC había sido el partido más votado en las generales, mientras que CiU acaparaba el poder local y autonómico. En Comú Podem podría haber sustituido al Partido Socialista en esa preferencia, pero tal vez no sea la izquierda sino Cs quien venza en Catalunya en las próximas generales. Este dualismo se daría también en Navarra si el PSN no hubiese repudiado por motivos de oportunismo político al sector vasquista de su militancia. En las convocatorias electorales pasadas, esta bifurcación del voto se ha repartido entre Geroa Bai en las forales y municipales, y Podemos-Ahal Dugu en las generales;pero, a causa de las peleas intestinas por el poder en la formación morada, parece probable que, en las próximas elecciones generales, Nafarroa vuelva a enviar un diputado nacionalista o abertzale al Congreso.

Esta ambivalencia de gran parte del electorado de las nacionalidades históricas podría propiciar que el PSOE, más Unidos Podemos, con el apoyo del nacionalismo democrático, gobernasen en el Estado y que, por tanto, el partido más corrupto de Europa, el PP, abandonase el poder, algo que se revela como una auténtica necesidad. Ante la evidencia de que la radicalidad del procés, que derivó en un simulacro de declaración de independencia y en la incoación del art. 155 de la CE, proviene en gran medida del trato que el Gobierno Rajoy y el Tribunal Constitucional han dado en mutua sintonía a la cuestión catalana, obtenemos la conclusión de que un gran pacto estatal con este nacionalismo catalán solo sería posible con el PSOE de Pedro Sánchez en el Gobierno de Madrid coaligado con Unidos Podemos. En todo caso, con el PP y Cs fuera de las instituciones y de los centros de poder.

El acuerdo entre las izquierdas estatales y el nacionalismo democrático parece harto difícil en estos momentos. De verificarse un ascenso importante de Cs en las próximas elecciones generales, si el PSOE obtuviese unos resultados aceptables, es decir, si incrementase su ventaja sobre Unidos Podemos, lo más probable sería un gobierno del Partido Socialista en coalición con Ciudadanos y, tal vez, con el apoyo pasivo del PP, ocupado en restañar las heridas tremebundas de la corrupción estructural que ha inoculado como partido en todas las instancias del poder político y financiero. Habrá quien piense que no tiene sentido tratar el asunto de las próximas elecciones generales en este momento, que restan más de dos años para las mismas;sin embargo, la situación insostenible a que ha conducido Rajoy al Estado español obliga a ello. El presidente del Gobierno español debe dimitir de forma inmediata, sin más dilación. No obstante, la colaboración de las izquierdas estatales y de los nacionalismos democráticos sería lo más deseable, ya que el pacto a que me refería arriba mantendría solapadamente al PP en la cima de las estructuras del Estado e implicaría pasar de largo sobre la imprescindible catarsis que exige la actual coyuntura histórica. En gran parte, el conflicto político y territorial gravísimo entre Catalunya y el Estado se ha provocado para desviar el foco de atención de la plaga de casos de corrupción, que de este modo consiguen no obtener el tratamiento debido por los medios de comunicación oficiales, y que un sector social importante mire interesadamente para otro lado.

El autor es escritor

Herramientas de Contenido