Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Pamplona, carnaval de cuento en imágenes

los vecinos y vecinas, txikis y mayores, fueron los protagonistas de un ‘juego de burgos’ con sus desfiles por las calles del casco antiguo

Un reportaje de Laura Garde. Fotografía Unai Beroiz - Domingo, 11 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Puska biltza infantil con las fanfarres y Iruñean Kantuz.

Puska biltza infantil con las fanfarres y Iruñean Kantuz. (Unai Beroiz)

GaleríaCarnaval Pamplona

  • Puska biltza infantil con las fanfarres y Iruñean Kantuz.
  • Puska biltza infantil con las fanfarres y Iruñean Kantuz.
  • Puska biltza infantil con las fanfarres y Iruñean Kantuz.
  • Puska biltza infantil con las fanfarres y Iruñean Kantuz.
  • Puska biltza infantil con las fanfarres y Iruñean Kantuz.
  • Puska biltza infantil con las fanfarres y Iruñean Kantuz.
  • Puska biltza infantil con las fanfarres y Iruñean Kantuz.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Si algo tienen claro Eneko y Deba es que les encanta disfrazarse. Por eso, como es tradición, ayer no dudaron -junto a sus padres y pese a la lluvia- en acercarse hasta la plaza de Navarrería para celebrar carnaval, que en Pamplona dio el pistoletazo de salida la semana pasada con la salida del cortejo calderero. Allá esperaban nerviosos a que la puskabiltza se pusiese en marcha: querían comprobar la generosidad de los comercios de las calles Mañueta, Mercado, Santo Domingo, plaza del Ayuntamiento, San Saturnino, Mayor y Eslava. “El lunes por la tarde vamos a hacer una merendola con todo lo que hemos recogido”, explica Eneko, ataviado con una de sus pelucas favoritas. “Poniéndoselas se lo pasa bomba”, añade su madre.

No muy lejos de ellos, María Asensio, trabajadora de Anfas y acompañada por voluntarios, disfruta del ambiente festivo junto a usuarios de la asociación. “Cuando hay algo en la calle, no dudamos en salir. A ellos les vuelve locos”, asegura. Así, después de bailar al ritmo de la música del carro del colectivo Alde Zaharra, aprovecharían el vermú para terminar la mañana “como debía ser”. “Se emocionaron solo con ver los disfraces en la bolsa y hoy ya cuando se los han puesto... El tiempo no acompaña, pero merece la pena verles así de felices”, concluye María.

Iruñerriko AEK tenía la clave para deshacerse del frío: un chocolate caliente antes de iniciar la kalejira. “Lo hacemos todos los años, por lo menos desde hace ocho. Hacemos dos pucheros grandes y repartimos bizcochos para untar”, relatan sus integrantes, cuya aportación es voluntaria.

Las ganas que tenían Ulises, Victtor, June, Maider, Ekhiotz y Sugoi se materializaban en sus saltos y gritos. Pertenecientes a uno de los grupos de dantzas de Alde Zaharra, iban a bailar en la plaza San Francisco, punto final de la puskabiltza. Disfrazados de cuervos y lobos, estaban preparados para representar una de las batallas de la leyenda de Maritrapu.

Por supuesto, la música es una parte fundamental de carnaval. Arkaitz Erro, Itsaso Larramendi, Ibon Escartín, Diana Arnedo y Naiara Fuentanilla, componentes de la fanfarre Iruña Taldea, no faltan a su cita. “Además de amoldarnos a la temática de este año, hemos querido ser reivindicativos. Por eso Ibon se ha disfrazo de Puigdemont”, dicen entre risas.

En el Mercado de Santo Domingo, las fruterías y carnicerías no daban abasto. Los txikis se abalanzaban sobre los puestos para recoger naranjas, plátanos, chorizos y salchichón. “Partipamos siempre. La condición es darles alimentos que no haya que cocinar. Por eso la fruta, el embutido o la repostería son los productos estrella”, esclarecen los comerciantes.

Al mismo tiempo, desde Mercaderes, Iruñean Kantuz animó las calles del barrio con su repertorio popular.

temáticaCon el objetivo de unir al barrio alrededor de los carnavales, la temática se decide mediante un concurso de ideas. En esta edición, la Comisión de Fiestas del Casco Viejo y los vecinos y vecinas del barrio se inclinaron por un juego de Burgos. Con una ambientación histórica, las vestimentas medievales salieron a relucir por las calles de la vieja Iruña. Los vecinos de los tres Burgos rememoraron el cuento de carnaval, en el que San Nicolás y San Saturnino se enfrentaron, con ayuda del Maestro Iosubasa, al Señor de la Navarrería, quien practicaba la magia más terrible. Su fin, recuperar la muñeca que protegía y proporcionaba libertad y felicidad a su pueblo.

Los miembros de la comisión, satisfechos con el resultado, aseguran que aunque son muchos los actos que preparan, la buena disposición de los vecinas y vecinas facilita “enormemente” la tarea.

Por la tarde, otra kalejira -esta vez, ¡Callejeando por los Burgos!- recorrió las calles Redín, del Carmen, Navarrería, Calderería, Bajada de Javier, Estafeta, Mercaderes, la plaza del Ayuntamiento, San Saturnino y Jarauta.

actos del lunes

17.30 horas. Merendola en el frontón de la Mañueta con los recogido en la puskabiltza.

19.00 horas. Zitala será recogida de Navarrería para, acompañada por las trikitixas del barrio y los gaiteros Haizeberri, recorrer Mercaderes, la plaza del Ayuntamiento, San Saturnino y Jarauta hasta llegar a la plaza Santa Ana, donde será quemada. Los vecinos y vecinas podrán disfrutar también de un caldico caliente y un espectáculo de fuego.

concurso

Los locales, disfrazados. Los locales del Casco Antiguo que lo deseasen pudieron participar en un concurso de disfraces. A través de fotos, la votación será popular y el premio, sorpresa.

Herramientas de Contenido

Más sobre Pamplona

ir a Pamplona »