Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La degustación gastronómica y una ‘gigantada’ se suman al domingo de ferias

El centro urbano se convirtió en un mercado ambulante y acogió a miles de visitantes

Carmelo Armendáriz - Lunes, 12 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

A la izquierda: txistularis tocan en la placeta de Los Fueros.

A la izquierda: txistularis tocan en la placeta de Los Fueros. (CARMELO ARMENDÁRIZ)

Galería Noticia

  • A la izquierda: txistularis tocan en la placeta de Los Fueros.
  • Abajo: Egoitz Garaiolan, carniceros de Tafalla y el cuto asado.

tafalla- A diferencia de la jornada anterior, en la que la lluvia y el frío impidieron el normal desarrollo de algunos de los actos programados, el día de ayer ofreció una notable mejoría climatológica en Tafalla, permitiendo de ese modo la llegada a la ciudad de miles de visitantes que pudieron disfrutar de un domingo de ferias extraordinario, con variadas y múltiples actividades que se sumaron al atractivo que supone el recorrer las calles y plazas más céntricas del casco urbano, donde se exponían y se ponían a la venta toda una completa gama de productos y artículos, a modo de un gran mercado ambulante.

A los habituales puestos de la feria agroalimentaria, de la exposición y venta de árboles, plantas y flores, el mercadillo ambulante, y la feria avícola con el IV Certamen avícola Eoalak Ciudad de Tafalla y el III Monográfico navarro de Euskal Oiloa, a la jornada dominical de ayer se unieron algunos actos como la muestra de elaboración y posterior degustación de txistorra y la degustación de cerdo asado, organizada por el gremio de carnicerías de la ciudad. Además, la concentración de gigantes organizada por la comparsa local de Asier Marco, contó con la presencia de 26 figuras pertenecientes a siete comparsas de diferentes localidades.

En lo que respecta a la muestra de elaboración de txistorra, algunos de los carniceros tafalleses realizaron una demostración, con la maquinaria tradicional, de cómo se elabora este embutido, mezclando en sus proporciones adecuadas el mondongo y las tripas del cerdo con panceta, pimentón, ajo y sal. En cuanto al cuto asado en una sola pieza, hay que destacar que era un ejemplar porcino de 150 kilos de peso, que fue asado durante un periodo de 12 horas por Egoiz Garaiolan, de Elorrio. Con la ayuda de carniceros tafalleses, extrajeron tras su despiece un total de 800 raciones que se sumaron a los 1.200 pintxos de txistorra. Para poder degustar uno de estos pintxos y un vaso de vino, era preciso adquirir previamente un vale, al precio de un euro. El dinero obtenido se entregará como donativo solidario a la ONG Acoes de Navarra con Honduras.

gigantes y música La concentración de gigantes dio comienzo a las 11.30 horas y tras un recorrido por varias calles de la ciudad concluyó tres horas más tarde en la Avenida Severino Fernández con la interpretación de varios bailes. En ella se dieron cita siete comparsas: las de Olite, Santacara, Irurtzun, Murillo el Fruto, Buztintxuri, la de la Ikastola de Tafalla y la anfitriona de Asier Marco, con 26 gigantes, además de otros cuatro txikis y cinco kilikis, acompañados por siete bandas de gaiteros (tres de Tafalla, dos de Aldamara, una de Olite y otra del grupo Ezpelu de Pamplona). Finalizada la actuación, un centenar de componentes compartieron una comida en la planta baja de la Plaza del Mercado. La comparsa de Asier Marco, un joven de Tafalla entusiasmado con los gigantes, fue creada por él mismo, con la ayuda de sus padres, en el año 2014 y cuenta con seis gigantes y cuatro kilikis.

Si el sábado la animación callejera estuvo amenizada con la presencia de la Tamborrada Marinelak de Ziburu, con medio centenar de instrumentistas, trasladados desde varias localidades de Iparralde, como San Juan de Luz, Baiona y Cibourne, en el día de ayer el desfile lo protagonizaron un nutrido grupo de unos 70 txistularis pertenecientes a la asociación Mugarik Gabe Txuntxuneroak. Muchos de ellos disfrazados de piratas y con otras indumentarias, estuvieron bajo la dirección de Terentxo Arana, que portaba un txistu gigante a modo de makila, para marcar el ritmo de las melodías.

Herramientas de Contenido