Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

2 años de cárcel y 10 con pulsera por tirar una mesa a su ex y maltratarla

El acusado, de 50 años y vecino de Pamplona, mantuvo relación con la víctima durante año y medio

Martes, 13 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Palacio de Justicia.

Palacio de Justicia. (Foto: J. Bergasa)

Galería Noticia

Palacio de Justicia.

pamplona- El Juzgado de lo Penal número 5 de Pamplona ha condenado a dos años de cárcel a un varón de 50 años, vecino de Pamplona y de origen magrebí, por malos tratos a su expareja y le ha impuesto como medida de control la instalación de una pulsera telemática para el cumplimiento del alejamiento al que ha sido condenado respecto a la mujer. Además deberá indemnizar con 3.600 euros en concepto de responsabilidad civil. La sentencia se alcanzó de conformidad después de que el acusado reconociera los hechos. Había mantenido una relación sentimental con convivencia con la mujer desde 2015 hasta abril de 2016 y se declara probado también que desde el inicio de la relación el acusado ha humillado y despreciado a su pareja de forma constante, así con la intención de doblegar la voluntad de la mujer el acusado ha recurrido a comportamientos como insultos, agresiones físicas, amenazas de muerte, rotura de objetos en la vivienda o lanzamiento de objetos contra la víctima, como mesas o latas de cerveza.

Así, en mayo de 2017, en un bar el acusado le arrojó una mesa a la mujer que le golpeó en el abdomen y el 8 de mayo, tras encontrarse ambos en la calle y reclamarle ella que le devolviera un teléfono móvil, el procesado se negó a ello, comenzó a discutir por los motivos de la ruptura y le dio varios golpes en la cabeza, cara y manos. A raíz de ese incidente, la mujer acudió al servicio de Urgencias, denunció y el juzgado de Violencia sobre la Mujer acordó una orden de protección que le fue notificada al acusado. Más tarde, el 26 de mayo, ambos se encontraron por casualidad en un hipermercado y al divisarla, el acusado se acercó a ella para que retirara la denuncia. Al negarse, le propinó varios puñetazos en la cabeza. Como consecuencia de los hechos denunciados la víctima sufre una elevada sintomatología depresiva y con afectación en la relación interpersonal y expresa sentirse decaída, sola y con la sensación de estar atrapada y de ser la culpable. - E.C.

Últimas Noticias Multimedia