Motivos y emociones

Elvira Lindo, Mikel Salas, Rosa Montero o Soledad Lorenzo, entre otros, hablan de los entresijos de su trabajo en el documental ‘Emotio’, que Beatriz Echeverría estrenará mañana en el espacio Arte Nuevo del Hotel Maisonnave.

Un reportaje de Ana Oliveira Lizarribar - Miércoles, 14 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Arriba, el pintor Raúl Álvarez, y a la derecha, la escritora Elvira Lindo. En la página de al lado, Beatriz Echeverría posando en el Maisonnave. Fotos: Mikel Saiz/cedidas

Arriba, el pintor Raúl Álvarez, y a la derecha, la escritora Elvira Lindo. En la página de al lado, Beatriz Echeverría posando en el Maisonnave. Fotos: Mikel Saiz/cedidas

Galería Noticia

Arriba, el pintor Raúl Álvarez, y a la derecha, la escritora Elvira Lindo. En la página de al lado, Beatriz Echeverría posando en el Maisonnave. Fotos: Mikel Saiz/cedidasMikel Salas, compositor de bandas sonoras, en el documental.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

hace algo más de dos años presentó Sonido Pamplona, en el que reflejaba la esencia de la escena musical de la ciudad en los años 90, y ahora llega con Emotio, un documental con el que Beatriz Echeverría (Pamplona, 1985) indaga en el papel que las emociones juegan en la creación artística a través de los testimonios de profesionales del ámbito de las artes plásticas como Soledad Lorenzo, Raúl Álvarez, Lara Pintos o Eduardo Huarte;escritoras y escritores como Elvira Lindo, Aitor Saraiba, Rosa Montero e Iban Petit;músicos como Mikel Salas, Andrés Salado, Félix Arias o Nacho Ruiz y directores de cine como Mikel Rueda. El estreno tendrá lugar mañana, a las 20.00 horas, dentro del espacio de Arte Nuevo que Mikel Belascoain ha creado en el Hotel Maisonnave de Pamplona.

Echeverría, que actualmente reside en A Coruña aunque en julio volverá a instalarse en Navarra, realizaba un máster sobre la presencia de las emociones en la Educación Primaria cuando se le ocurrió “trasladar esta idea al mundo del arte”, más que nada porque “cuando leo un libro, veo una película o escucho una canción que me producen emociones pienso cómo hacen sus creadores para generarlas”. De algún modo, se trataba de “zambullirme en sus mentes para ver qué papel juegan las emociones en sus procesos de creación”. Asimismo, pretendía retrotraerse al origen etimológico de la palabra latina emotio para abordar “las motivaciones” de estos artistas, a los que eligió “por afinidad” y que, en su gran mayoría, respondieron afirmativamente a su petición de grabarles en sus casas. “Estoy muy agradecida porque me recibieron muy bien y me hablaron de su proceso creativo, que es algo muy íntimo”, comenta esta licenciada en Educación Social con sendos masters en Innovación Educativa y Psicología aplicada a la educación que ahora se encuentra inmersa en su tesis, un estudio sobre la aplicación de un programa de emociones en la solución de conflictos en 1º y 2º de Primaria. Y da clases de tenis para mantenerse económicamente.

Sin duda, Beatriz Echeverría está muy ocupada, pero siempre, desde que tenía 16 años, ha colaborado en fanzines, cortometrajes, medios digitales (Mundo Pop, Escena42), porque la cultura es “una especie de salvavidas”. Sobre todo la cultura desprejuiciada y “nada clasista ni endogámica;libre de artificios y de imposturas” que defiende Mikel Belascoain, artista con el que se siente “alineada”, de ahí que esté “muy contenta” de estrenar mañana en Arte Nuevo.

oficio, curación, vidaLos artistas que intervienen en este documental autogestionado enteramente por Echeverría parten del tema de la emoción para hacer emerger otros temas como la figura del artista atormentado, cliché que todos rechazan. “Con hambre no se escriben buenas canciones”, comenta el músico Nacho Ruiz. Y Mikel Belascoain lamenta esa imagen. “Parece que los artistas no podamos tener una buena vida;se penaliza, incluso”, dice. Elvira Lindo, por su parte, cuenta que cuanto peor se ha encontrado anímicamente es “cuando más humor he escrito”. “Hay personas torturadas y algunas son artistas”, afirma Mikel Salas, que también desmitifica esa idea del glamour que rodea a la profesión. “Puede que un día te arregles y vayas a una gala de entrega de premios, pero antes has estado meses en casa trabajando en chándal y zapatillas”, apunta el compositor de bandas sonoras. Y es que todos coinciden en señalar que el arte es, ante todo, un oficio. “Esa idea romántica de esperar a la musa es una tontería;detrás de nuestro trabajo hay mucho esfuerzo”, subraya Mikel Rueda, que sí reconoce que, en muchos casos, “la gente que nos dedicamos a contar historias es que hemos tenido alguna falta”. Alguna herida, dice Rosa Montero, para quien “todo arte nace de la necesidad de darle sentido al dolor”. “La gente que se dedica al arte tiene un carácter poliédrico, puntiagudo;se hace preguntas y ofrece una mirada sobre esas fracturas que genera interés en el otro”, en el público, “que seguramente también las tiene”, apunta Eduardo Hurtado.

Queda claro que estos creadores son distintos, pero también que tienen puntos en común. Todos creen en la emoción como ingrediente fundamental de sus trabajos, casi siempre equilibrada con la razón, pero esencial al fin y al cabo. Y comparten la percepción de que la cultura es sanadora. “Yo también”, indica Beatriz Echeverría. “Me pasa muchas veces que un libro o una canción me generan una sensación balsámica. Dice Aitor Saraiba que al final solo el arte nos salva y estoy de acuerdo;podemos tener muchas diferencias, pero en una exposición o en una sala de cine estamos juntos”, comenta la autora de este documental que afronta “con muchas ganas” y algo de “incertidumbre” la proyección de mañana.

en corto

Proyección. Emotio se estrenará mañana, jueves, a las 20.00 horas en el Hotel Maisonnave de Pamplona.

Teaser. El documental, que se articula en los apartados Arte y emoción, Artista atormentado, Arte como terapiay Arte y vida, tiene un teaser colgado en Vimeo: (https://vimeo.com/161393666).

exhibición

beatriz echeverría “No creo que se repita el sueño del ‘dock of the bay”

La autora de Emotio mostrará el documental mañana en Pamplona, el 22 de febrero en A Coruña, ciudad en la que reside y donde realiza la tesis, y más adelante en Movimiento en blanco, una iniciativa similar a la de Arte Nuevo que lleva a cabo en Barcelona Bárbara Aurell. “Da gusto que te ofrezcan espacios libres de competición para mostrar tu trabajo”, apunta Echeverría, que no descarta enviar el trabajo a festivales. “Soy muy consciente de que es un trabajo amateur y de su calidad fílmica;no creo que se repita el sueño de Dock of the Bay”, que seleccionó suSonido Pamplona. En todo caso, se encuentra satisfecha por el “aprendizaje” y la evolución que nota de un trabajo al otro. Y ya tiene nuevas ideas.