Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El TSJN anula de nuevo el plan de Donapea que aprobó UPN ‘in extremis’ en junio 2015

Estima el recurso de Galar y deroga el PSIS para 4.300 viviendas en Cordovilla

El proyecto de 2009 que exigía un proceso de participación pública no es válido

Ana Ibarra - Miércoles, 14 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

PSIS de Donapea.

PSIS de Donapea.

Galería Noticia

  • PSIS de Donapea.

pamplona- El TSJN ha estimado el recurso interpuesto por el ayuntamiento de la Cendea de Galar y anulado el acuerdo del Gobierno de 24 de junio de 2015 por el que se aprobó el Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal de Cordovilla. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJN encuentra defectos formales en el proyecto al haberse omitido un requisito previo y obligatorio para validar el PSIS: un plan de participación pública para conocimiento de los agentes sociales y territoriales afectados. El plan para construir 4.302 viviendas en la meseta de Donapea fue objeto de tres versiones en los dos mandatos de UPN, las tres recurridas por el ayuntamiento opositor. El Supremo ha fallado hasta en tres ocasiones en contra el proyecto, que se gestó en 2008-2009, y en el que el Gobierno fue de la mano de los propietarios de suelo. La última tuvo lugar en noviembre de 2014 resolviendo un recurso de los titulares de suelo (Promociones Provigosa SL). Un año antes el Supremo ya había dado la razón a Galar en su batalla judicial contra el macroproyecto urbanístico en la meseta de Cordovilla y obligaba a activar un nuevo plan. También el alto tribunal cuestionó los proyectos de reparcelación recurridos.

Pese al varapalo judicial, UPN reeditó (abril de 2015) el mismo plan apenas tres meses después de su anulación dejando atada antes de la elecciones forales la recalificación de un millón de metros cuadrados en el entorno más próximo a la Avenida de Zaragoza. El gobierno en funciones refrendó así de forma definitiva el PSIS y lo hizo un mes antes del cambio de Gobierno y conociendo los resultados electorales. El Gobierno desestimó entonces las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento de Galar y Autopistas de Navarra SA.

La Cendea de Galar recurrió y el TSJN le da la razón en el sentido de que no se trataba de hacer una mera convalidación sino tramitar un nuevo plan (aspecto que sí le reconoce al Gobierno) si bien debía incorporar las nuevas directrices legales de sacar a un proceso de participación pública antes de su aprobación inicial.

El Consistorio defendía que era necesario reiniciar el plan con nuevos estudios de necesidades. Galar alegaba así que dado que el acuerdo impugnado da luz verde al mismo PSIS aprobado el 23 de febrero de 2009, “incurre en las mismas tachas que a su validez dedujo en su día en el recurso contencioso-administrativo que resolvió la STSJ Navarra de 7-12-2011, dando por reproducidos los mismos motivos”. “Sin embargo, tal y como acertadamente se afirma de contrario, tales cuestiones ya fueron examinadas y resueltas en la citada sentencia”, precisa el fallo. Lo mismo ocurre sobre la justificación de la viabilidad y sostenibilidad económica del proyecto, es decir la necesidad de vivienda seis años después y que cuestionaba Galar. “Estas cuestiones fueron ya examinadas y resueltas en la citada sentencia y a ella nos remitimos”, abunda. Es decir, no entra en el fondo.

Cabe recordar que el TSJN ya anuló el primer PSIS del 23 de febrero de 2009 porque carecía de una informe preceptivo de la CHE y de la relación de propietarios de suelo durante el periodo de exposición pública. El Gobierno subsanó los errores, convalidó el proyecto (2012) y siguió adelante hasta que el Supremo lo paró (en 2013 se revoca la convalidación que había admitido la Sala).

Tras la tercera aprobación de 2015 la entrada en vigor del nuevo plan estaba a su vez condicionado a que se presentara por parte de los promotores un texto refundido con todas las modificaciones y todavía está sin aprobar y publicar por parte del Gobierno. El PSIS por tanto no había entrado en vigor desde 2015, recurran o no los promotores. Los promotores pueden acudir al Supremo, acatar el fallo, interpretar que basta someterlo a participación pública el documento o una tercera vía que sería plantear un nuevo proyecto en los mismos terrenos.

Lo cierto es que el de Donapea es uno de los PSIS que le llegó dado al nuevo Ejecutivo como herencia envenenada, al igual que Guenduláin o el plan de Etxabakoitz junto a la estación del TAV. Galar ha rechazado desde el principio este crecimiento para un municipio con 2.000 habitantes. De hecho, afirman que el Gobierno ya presentó en su día un proyecto ligado más a la investigación y el desarrollo, ligado a equipamientos educativos o servicios. Tienen claro que el Ejecutivo apostó por este proyecto porque había promotores detrás del suelo.

claves

Tres PSIS con UPN. El de 23 de febrero de 2009, el de febrero de 2012 (corrección) tras la primera sentencia del TSJN, y el de 24 de junio de 2015 (nuevo PSIS pero con los mismos informes justificativos del 2006) con gobierno en funciones.

Propietarios. Galar alegó también en 2015 que la iniciativa para impulsar llegó de la mano de la llamada Junta de Compensación cuando, en realidad, este órgano habría desaparecido y sería, en todo caso, la agrupación de propietarios de Cordovilla a los que correspondería reactivarlo.

Entrada sur. La remodelación de toda la entrada sur a Pamplona iba a cargo de los costes de urbanización del conjunto del plan.

Herramientas de Contenido