Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La Txantrea avanza en su apuesta por la renovación energética

1.000 de sus 5.000 viviendas instalarán envolvente térmica

La reforma de las redes de calor ha beneficiado a 3.000 hogares

Mikel Bernués | Oskar Montero - Miércoles, 14 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El alcalde de Donostia, Eneko Goia, la arquitecta de Nasuvinsa y directora de ‘Efidistrict’, Ana Bretaña, y Joxe Abaurrea, concejal de Urbanismo del Consistorio de Pamplona, ayer frente a uno de los bloques rehabilitados del barrio.

El alcalde de Donostia, Eneko Goia, la arquitecta de Nasuvinsa y directora de ‘Efidistrict’, Ana Bretaña, y Joxe Abaurrea, concejal de Urbanismo del Consistorio de Pamplona, ayer frente a uno de los bloques rehabilitados del barrio.

Galería Noticia

  • El alcalde de Donostia, Eneko Goia, la arquitecta de Nasuvinsa y directora de ‘Efidistrict’, Ana Bretaña, y Joxe Abaurrea, concejal de Urbanismo del Consistorio de Pamplona, ayer frente a uno de los bloques rehabilitados del barrio.

pamplona- “Estos proyectos solo tienen éxito si los vecinos deciden apostar por ellos”, explicó ayer la arquitecta de Nasuvinsa y directora de Efidistrict, Ana Bretaña de la Torre, sobre la iniciativa puesta en marcha en 2014 para la regeneración energética integral de la Txantrea. Y el barrio, “un barrio movilizado”, ha apostado fuerte.

Hasta el momento, una veintena de edificios de vivienda social y casi 600 hogares de las tres agrupaciones de Orvina ya se están vistiendo con su nuevo abrigo, y 12 nuevas comunidades (400 viviendas más) se han interesado por el proyecto. Así que para finales de año 1.000 de las 5.000 viviendas del barrio pamplonés habrán apostado por la renovación energética de sus edificios. “El principal cometido de Nasuvinsa ha sido acompañar a los vecinos, aportarles un apoyo técnico imprescindible ponerles las cosas fáciles y trabajar con ellos cara a cara desde la oficina de barrio que mantenemos en la Txantrea”, señaló Bretaña. “Los vecinos han confiado en nosotras porque nos movían los mismos intereses por revitalizar este popular barrio y rejuvenecer su alma”.

De forma paralela, la sociedad pública Nasuvinsa ha intervenido sobre las redes de cooperativas de calefacción del barrio, viejas tuberías enterradas que distribuyen el calor hasta las viviendas. Su renovación afecta a 3.000 viviendas del conjunto de la Txantrea.

Las obras de envolventes térmicas de edificios arrancaron el pasado mes de junio en 24 comunidades de vecinos de las agrupaciones de vivienda social de Orvina, y algunas ya están finalizando. El resto lo harán en los próximos meses antes del verano, mientras que otra docena de comunidades de vecinos ya han adoptado acuerdos para incorporarse a una segunda fase de este proyecto que se prolongará al resto de torres de Orvina y otras zonas del barrio de la Txantrea.

visita a las obrasEl proyecto fue escudriñado ayer sobre el terreno en el marco de las jornadas de Planificación Estratégica Urbana que se celebran en Pamplona. En la visita a las obras -faltaba envolvente térmica para que los presentes soportaran el frío- dirigida por Ana Bretaña, participaron el alcalde de Donostia Eneko Goia y el concejal pamplonés Joxe Abaurrea, la edil de Relaciones Internacionales del Ayuntamiento de Barcelona, Laura Pérez Castaño;el concejal de urbanismo de Zaragoza, Pablo Muñoz;el gerente del Ayuntamiento de Pamplona, Arturo Ferrer;o los arquitectos redactores de los proyectos de la Txantrea, entre otros representantes y técnicos.

Los representantes de los ayuntamientos de Donostia, Barcelona y Zaragoza destacaron el modelo de regeneración urbana acometido como un importante referente para este tipo de intervenciones a escala de barrio. El propio alcalde Eneko Goia dijo estar “cogiendo ideas” y subrayó las posibilidades de réplica del proyecto en el barrio donostiarra de Martutene. Y Laura Pérez, que se refirió a proyectos similares en Barcelona -pero sin inversión privada-, como el que afecta a más de 20 bloques en Canyelles, destacó de la intervención la “mejora de la autopercepción en barrios obreros donde hasta ahora no se había puesto en foco”.

“que la gente se anime”Tampoco quiso perderse la visita el vecino José Antonio Pidal, que ha ejercido de dinamizador en el barrio y promotor de las bondades del proyecto. Hace 30 años ya apostaron en el barrio por la mejora energética y llegaron a disponer de un anteproyecto subvencionado por el Consistorio que no vio la luz. “Y hemos seguido enredando hasta que salió Efidistrict”.

José Antonio lo tenía claro: “Que la gente se anime. Hay que estar en una vivienda rehabilitada para comprobar cuánto influye en la calidad de vida. No es solo el ahorro energético, es el ambiente. Desaparecen las humedades, los ruidos... Eso la gente no lo sabe”, explicó. Y aseguró que los vecinos, conforme se fijan en el aspecto rejuvenecido de los edificios en los que se ha actuado, “se van animando”.

en corto

Oficina ‘puertas abiertas’. La oficina de ‘Efidistrict’ situada en la calle Huarte 32 de la Txantrea, atendida por personal de Nasuvinsa, acompaña y asesora de forma gratuita durante el proceso a las comunidades de vecinos interesadas (búsqueda de arquitecto, financiación, trámite de las subvenciones, etc...).

Un proyecto de 13 millones. En cifras aproximadas, la UE ha aportado un millón a ‘Efidistrict’, otro tanto el IDAE (Ministerio de Industria) y el resto a partes iguales entre vecinos y el Gobierno a través de Nasuvinsa.

la cifra

50

Euros mensuales de promedio (subvenciones incluidas) le cuesta a cada vivienda el nuevo abrigo, a pagar en 10 años. Y el ahorro energético, sobre pruebas reales realizadas al inicio del proyecto, está entre el 60-70%.

Herramientas de Contenido