Carta abierta a las nuevas generaciones

Jacobo Roura Formoso - Jueves, 15 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Hace 40 años para comunicarnos y movilizarnos solo teníamos las cabinas telefónicas, las multicopistas y el boca a boca, pero las movilizaciones y protestas, además de masivas, se multiplicaban ante las injusticias de los gobernantes de turno. Hoy en día con móviles, Twitter, WhatsApp, Facebook, YouTube, etcétera, etcétera, ya solo se protesta cuando tu equipo de fútbol pierde un partido o baja de categoría.

Hemos perdido el bienestar social conseguido durante 40 años de estar vigilantes, se ha esfumado la lucha de tres generaciones, en unos años se han cargado todo lo conseguido por nosotros, estamos saturados con la corrupción, están tumbado la sanidad, la educación, el derecho a protestar está capado, las condiciones laborales imitando a los países asiáticos, parte de nuestra juventud en el extranjero y los que se quedan están inertes. Esto ya no se recupera.

Y si esto nos parece poco, hay más. Ahora van a por los pensionistas y jubilados, después de cargarse lo que nosotros habíamos conseguido, ahora vienen a vengarse de los pensionistas y jubilados, después de despilfarrar la caja de las pensiones y cargarse el sistema de bienestar social, nos dicen que vivimos demasiado, que pasamos más tiempo cobrando que trabajando y nos humillan con declaraciones como la ministra ilustrada, diciendo que las pensiones se revalorizan, que los pensionistas no deben quejarse, que en 8 años se han revalorizado un 0,02%... Sí, lees bien, un 0,02%, vamos que nos quejamos de vicio.

Si estas generaciones no quieren defender el patrimonio del bienestar social conseguido, lo pagarán ellos y las generaciones venideras, pero los que sabemos lo que es correr por las calles volveremos a correr si hace falta, nos están robando lo que hemos pagado más de 40 años y enseñaremos a estas generaciones cómo se defienden los derechos.

Jubilados y pensionistas, atentos a las movilizaciones. Todos a la calle, aunque tengamos bastones y muletas.