Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Paco Etxeberria dice que el fallo del TEDH “incrementa los casos” de torturas

Destaca que las sentencias ratificadas por esta práctica “no van hasta 1992, sino hasta 2008”

Jueves, 15 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Paco Etxeberria, el pasado 16 de enero en Pamplona.

Paco Etxeberria, el pasado 16 de enero en Pamplona. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

  • Paco Etxeberria, el pasado 16 de enero en Pamplona.

“La sentencia del TEDH corrige afortunadamente algo que nunca entendimos”- “Las instituciones concernidas deberían hacer una reflexión y sacar conclusiones”

PAMPLONA- La sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que condena al Estado español por los malos tratos sufridos por los miembros de ETA Igor Portu y Mattin Sarasola tras su detención en enero de 2008 es histórica porque, por vez primera, acredita dicho maltrato en lugar de apercibir a Moncloa por no investigar la supuesta práctica de torturas. Pese a ello, el ministro de Justicia Rafael Catalá valoró el fallo de forma parcial y se limitó a destacar que la corte europea constata que “sí se produjeron unas lesiones” pero sin llegar a calificarlas como torturas.

En el auto difundido este martes, el TEDH condenó a España a indemnizar con 30.000 euros a Portu y con 20.000 euros a Sarasola, que atentaron contra la T-4 de Madrid-Barajas. De este modo, enmendaba la plana al Tribunal Supremo, que en noviembre de 2011 absolvió a cuatro guardias civiles que habían sido condenados a penas de entre dos años y cuatro años y medio de cárcel por “delitos de torturas graves”, en un fallo de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa de 2010.

A este respecto, el antropólogo forense Paco Etxeberria valoró que esta sentencia “corrige afortunadamente algo que nunca entendimos” y que supuso “una indignación extraordinaria cuando el Supremo vino a decir que la Audiencia Provincial de Donostia no tenía razón”, lo que calificó de “absolutamente increíble”. Recordó que “la sentencia de Gipuzkoa estaba muy bien armada y hubo un nivel de prueba extraordinario a propósito de la realidad de lo que les pasó a Portu y Sarasola”, por lo que la resolución de Estrasburgo viene a enmendar esta situación.

En declaraciones a Radio Euskadi, se refirió asimismo al informe sobre las torturas realizado a petición del Gobierno Vasco y aseguró que sentencias como estas “vienen a corregirnos a nosotros también” ampliando la información recabada. “Cualquier observador que venga a criticar, y eso siempre va a ser bueno, lo que seguramente va a hacer es incrementar el número de casos y la intensidad y la realidad de los mismos. Es decir, ahora podemos decir que las sentencias ratificadas por torturas no van de 1979 a 1992, sino que llegan hasta 2008”, dijo. Etxeberria añadió que “el censo de 4.000 [casos de torturas en la CAV es superior, ahora serían 4.002”.

“honda reflexión”También se refirió a este fallo la portavoz del Gobierno foral, María Solana, quien consideró que “debe llevar a reflexión no sólo a una institución como es el Gobierno de Navarra en este caso, que la toma en consideración desde el respeto absoluto a la instancia que la emite, sino a aquellas instituciones concernidas que deberían hacer una reflexión honda y profunda y sacar unas conclusiones”.

Más crítico se mostró el PNV, sobre todo con las palabras del ministro Catalá y lamentó que “mientras la trivialización de la tortura sigue existiendo”, el PP “agita banderas populistas como la prisión permanente revisable”.

El secretario de Relaciones Institucionales del PNV, Koldo Mediavilla, aseguró que “no se entiende” la reacción del Gobierno de España ante el “hecho gravísimo” que supone la condena del TEDH, y se preguntó cómo al titular de Justicia “no se le cae la cara de vergüenza al trivializar con una cuestión como ésta”. En una entrevista en Onda Vasca, Mediavilla expresó su “perplejidad inconmensurable” por estas declaraciones, y recordó que el PP pidió al Gobierno Vasco “eliminar el informe que concienzudamente había elaborado en relación con la vulneración de derechos por parte de acusaciones de torturas”.

“Tenemos a un PP enciscado en esta situación, y es que la situación de torturas es algo que hay que abordar de una manera directa para crear un nuevo marco de convivencia, una situación de reparación a las víctimas y de generación de confianza al conjunto de la ciudadanía de Euskadi”, manifestó.

En su opinión, “para quitarse de en medio cuestiones políticas, el PP agita banderas populistas como la prisión permanente revisable” y habla de “incrementar los posibles supuestos de hechos delictivos violentos y execrables”. Todo ello cuando “no hay nada más execrable que la realización de torturas a un ser humano por parte de las autoridades competentes”, zanjó. - D.N.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia