Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

UPN vincula con la planta de Ultzama a un exconcejal que dejó su acta dos años antes de que se construyese

El exportavoz de NaBai en el Consistorio dimitió por motivos personales en diciembre de 2008

Quiere que Sergio Sayas rectifique por acusarle de participar en el negocio

A. Irisarri / Iban Aguinaga - Jueves, 15 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Josu Osácar Irure, cabeza de lista de Nafarroa Bai para el Ayuntamiento de Ultzama en las elecciones de 2007.

Josu Osácar Irure, cabeza de lista de Nafarroa Bai para el Ayuntamiento de Ultzama en las elecciones de 2007.

Galería Noticia

  • Josu Osácar Irure, cabeza de lista de Nafarroa Bai para el Ayuntamiento de Ultzama en las elecciones de 2007.

pamplona- Los esfuerzos de UPN por tirar balones fuera con la investigación de la planta de biogás de Ultzama están alcanzando cotas insospechadas. Después de intentar impedir hasta en cuatro ocasiones la puesta en marcha de la comisión parlamentaria que analiza la quiebra del proyecto, los regionalistas se dedican a tratar de hacer ver que la responsabilidad del fracaso es de todos menos de los gestores y promotores de la planta, entre los que se encuentra Patxi Pérez, exalcalde de la localidad y miembro de la ejecutiva de UPN. El último episodio se vio el pasado viernes, cuando el parlamentario regionalista Sergio Sayas acusó al exportavoz de NaBai en la localidad, Josu Osácar, de participar en el proyecto, cuando el propio Osácar se retiró de la ganadería en febrero de 2008 y dejó su acta de concejal en diciembre de ese año, dos meses antes de que Bioenergía asumiese la gestión de una planta que no se construyó hasta diciembre de 2010. Por este motivo, Osácar ha pedido al Parlamento que se registre un escrito para solicitar la “rectificación pública” del parlamentario regionalista.

La estrategia no es nueva. Se trata de responsabilizar a otros que no tengan nada que ver con Agrupación Ultzama, la marca local afín a UPN en el Consistorio y bajo la que se amparó el proyecto. UPN primero cargó contra la Cámara de Comptos, sobre la que trató de arrojar sospechas sobre la imparcialidad de sus trabajos de auditoría, que revelaron el caso en abril de 2017.

Después fue EH Bildu, partido que asumió la alcaldía en 2015, y al que UPN responsabiliza de cerrar una planta que Agrupación Ultzama dejó en herencia como una carga municipal (el anterior gobierno secuestró la licencia en noviembre de 2014), en ruinas y en concurso de acreedores.

Y el último pagano ha sido el jefe de la oposición municipal, Josu Osácar, quien era portavoz de Nafarroa Bai en un Consistorio gobernado en 2007 por los afines a UPN. Aun así, Sergio Sayas acusó a Osácar de ser socio de la cooperativa Aritzalde, que luego participó de Bioenergía Ultzama, la mercantil que gestionó la planta. Algo que el propio Osácar considera que es “absolutamente mentira”, y que además es imposible a tenor de su trayectoria.

retirada en febrero de 2008Ganadero durante 47 años, Osácar se apartó del oficio en febrero de 2008, y sólo se mantuvo como concejal hasta el 23 de diciembre de ese año, cuando presentó su dimisión por motivos personales. Dos meses más tarde, en febrero de 2009, el Ayuntamiento de Ultzama resuelve, ya con Osácar fuera del Consistorio, traspasar la concesión a Bioenergía. De hecho, la única vinculación de Osácar con el caso es de noviembre de 2008, cuando la mesa de contratación en la que también él participaba aprobó la adjudicación del proyecto a Levenger, y Bioenergía ni siquiera existía, tal y como refleja Comptos en su informe.

Herramientas de Contenido