El PSN defiende su gestión en el Caso Oncineda

El partido sostiene que
Mª José Fernández firmó al considerar que era competente

Jueves, 15 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

estella-lizarra- El partido socialista ha hecho pública una nota en la que defiende la gestión que realizó su grupo en el llamado Caso Oncineda tras el informe de la Cámara de Comptos. Como se recordará, este informe asegura que el proceso no se adecuó plenamente a la normativa y que las exalcaldesas María José Fernández (PSN) y Begoña Ganuza (UPN) no tenían competencia para firmar los anexos. Estas rúbricas reactivaron los convenios suscritos con los propietarios y que habían sido anulados. Ahora, al no haberse cumplido en plazo lo acordado, puede suponer que el Ayuntamiento deba pagar unos 20 millones a los propietarios de las parcelas donde se iba a ubicar la zona deportiva.

El PSN recuerda que este proyecto contaba con el respaldo de los grupos que ostentaban el equipo de gobierno en aquella legislatura 2003-2007 (PSN, PNV, IU, EA y CUE) además del CDN, y que la alcaldesa socialista “cumplió con los acuerdos del equipo de gobierno”.

En cuanto a que firmase los anexos a los convenios cuando, según Comptos, esa competencia era de la Junta de Gobierno o del Pleno, los socialistas aseguran que Fernández entendió que se trataba de un acto de expropiación y no de unos convenios urbanísticos. “Así se entendió y se procedió, al considerar que esas normas determinaban que correspondía al alcalde o alcaldesa la adquisición de bienes y derechos en función de la cuantía”.

Los socialistas recuerdan que la operación “preveía el intercambio de terrenos con vecinos de la ciudad sin que tuviera un coste económico para el Ayuntamiento” y que el precio, fijado en 43,94 euros el m2, se estableció porque lo pidió el Registro de la Propiedad. El PSN recuerda que fue UPN quien firmó después que fueran a 108 euros.

El PSN, que no gobierna en Estella desde 2007, apunta a otros partidos como los responsables de esta situación, ya que para ellos UPN, que gobernó desde junio de 2007 hasta ese mismo mes de 2015, y EH Bildu, que asumió entonces la Alcaldía, “han tenido tiempo de sacar adelante el proyecto o de anularlo si no apostaban por él”.

En este sentido se produce una controversia entre el PSN y EH Bildu. Los socialistas entienden que había de plazo hasta septiembre de 2015 para intercambiar los terrenos. Sin embargo desde EH Bildu aseguran que el tiempo expiró en mayo de 2015, puesto que en los anexos se daba de plazo para cumplir con lo establecido ocho años desde la firma de los convenios (el último es del 14 de mayo de 2007), por lo que cuando entró el actual equipo de gobierno, los plazos ya habían expirado. - D.N.