Empleadas de Amavir acuden al Parlamento

Trabajadoras de la residencia en Betelu solicitan una solución al conflicto laboral

Jueves, 15 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- Trabajadoras de la residencia Amavir de Betelu acudieron ayer al Parlamento para denunciar la “grave situación” que viven en la empresa, que cuenta con 40 internos e internas, y la gestión que hace el grupo (una tercera parte es propiedad del Ayuntamiento) “de un servicio público que no garantiza una atención adecuada a nuestros mayores”.

Según explicaron, desde 2013 se les aplica el Convenio Colectivo Estatal de Servicios de Atención a las Personas Dependientes, “que ha supuesto que cada trabajador haya perdido de media 4.500 euros, con salarios por debajo de los 1.000 euros. Hoy en día cobramos un 13% menos que en el resto de empresas del grupo Amavir en Navarra y trabajamos 100 horas más que en 2013”. Lo mismo sucede, indican, en el centro de Ibañeta.

Señalan que hace casi un año realizaron una propuesta de convenio a la empresa, “de la cuál nunca hemos obtenido respuesta formal”, y aseguran que en las condiciones actuales “no se pueden cubrir las bajas que surgen, nos vemos obligadas a cubrir turnos con los descansos de otras compañeras y nos sentimos ninguneadas”. En diciembre la empresa “nos hizo una propuesta de ‘incentivo excepcional variable’ con dos pluses, uno en función del absentismo y otro en función de la ocupación del centro, pero nos parece inadmisible”.

Desde la empresa, por su parte, han emitido un comunicado en el que explican que se ofreció a los trabajadores “una serie de mejoras sobre el convenio nacional, que los sindicatos rechazaron. Nuestro objetivo ha sido garantizar las mejores condiciones laborales de la plantilla que permitan a su vez la continuidad de la residencia. Hay que recordar que la situación económica del centro afecta no sólo a la empresa sino también al ayuntamiento de la zona, que es accionista del mismo”. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia