proyecto europeo “de máximo interés”

Trigo todoterreno

Grupo AN y el CSIC lideran una investigación para lograr un cereal más resistente a la sequía y a la roya

Viernes, 16 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Finca experimental de la UPNA junto a Pamplona.

Finca experimental de la UPNA junto a Pamplona. (D.N.)

Galería Noticia

Finca experimental de la UPNA junto a Pamplona.

El Grupo AN y el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), con la Universidad británica de Reading y la empresa finlandesa GrainSense, están desarrollando un proyecto en la finca de Pamplona de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y el Instituto de Agrobiotecnología de Mutilva para cultivar en Navarra trigos resistentes a la sequía y la roya, los dos principales problemas que tienen los agricultores en el cultivo. El proyecto es uno de los 25 aprobados en Europa dentro de la primera convocatoria del EIT Food (Instituto Europeo de Innovación y Tecnología de los alimentos), que lo considera “de máximo interés”.

La UE adjudicó a finales de 2016 el EIT Food a un consorcio de 50 entidades europeas para que, con unos fondos comunitarios de 400 millones, puedan invertir en 7 años 1.200 millones con el objetivo de colocar a Europa en el centro de la revolución mundial en el ámbito de la innovación y producción alimentaria. De las 50 entidades seis son españolas, entre ellas el CSIC y el Grupo AN. Tras presentarse el 20 de diciembre de 2016 en Munich, conforme se aprobaban las normas de funcionamiento, se abrió el plazo para que los socios pudieran presentar propuestas de proyectos hasta finales de enero del pasado año.

En el Grupo AN la idea del proyecto partió de los Directores del Área de Cereales y Suministros Agrarios, Juan Luis Celigueta y Carlos Valencia, muy preocupados por la incidencia que tienen en los rendimientos de los agricultores socios la sequía y la roya. Basta señalar que la última cosecha cerealista ha sido un 35% menor en España por la sequía, que ha afectado sobre todo a la región más productora, Castilla y León, donde se redujo en 63%. La roya, aunque en la última campaña no afectó, ha pasado de no existir a necesitar 3 y 4 tratamientos con fungicidas para combatirla, con el incremento de costes que tiene para los agricultores.

junto a iden Biotechnology De la mano de la directora de la Fundación Grupo AN que coordina todos los proyectos de I+D+i, Maite Muruzábal, se contactó con el CSIC para presentar el proyecto y una vez aprobado se contactó con la UPNA y se contrató a la empresa navarra Iden Biotechnology. “El proyecto se ha podido redactar y poner en práctica en tiempo récord gracias a la facilidad que tuvimos para elaborarlo por nuestra afinidad en las líneas de trabajo, así como por la cercanía física entre el CSIC, la UPNA, Grupo AN e Iden Biotechnology. Todos estamos en la comarca de Pamplona a muy pocos kilómetros de distancia”, señala la coordinadora Maite Muruzábal.

Para ejecutar el programa se contrató en septiembre a los investigadores Iker Aranjuelo, del CSIC;y Jon González, a media jornada en el CSIC y Grupo AN. Aranjuelo, por su trayectoria investigadora en invernaderos aporta conocimiento en biología básica, molecular, así como contacto con centros de mejora de trigo y maíz, como el CIMMYT (Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo), que según dice “es referente mundial en la mejora de semillas”;y la empresa navarra Iden Biotechnology que “desarrolla un bioestimulante natural producido por un hongo”, explica.

El objetivo del proyecto, que dejan claro los investigadores, es “encontrar variedades que con menos agua y sin tener que aplicar fungicidas puedan desarrollar bien aquí dentro de lo que es un contexto de agricultura sostenible, porque roya y sequía afectan a los rendimientos. Buscamos sostenibilidad ambiental y económica”. Objetivo necesario ahora, pero mucho más en el futuro porque, según señalan basándose en estudios que han realizado, “los rendimientos se han estancado en España y en Italia en los últimos 40 años, en cambio en países del centro y norte de Europa está subiendo. Además, si como parece el cambio climático endurece las condiciones y, por otro lado la población mundial aumenta hasta los 9.000 millones en 2050, tenemos que lograr variedades resistentes a las sequías y ataques bióticos que permitan alimentar a la humanidad”.- D.N.

etiquetas: upna, sequia, trigo, roya, grupo an, csic