Disfrutaba disparando con sus armas a animales vivos

Tras la muerte de sus padres adoptivos y de su expulsión del instituto, Nikolas Cruz, vivía en casa de un amigo

Viernes, 16 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Miami- Nikolas Cruz es un joven de 19 años problemático, que había estado en tratamiento psiquiátrico, y que alardeaba en el mismo instituto de poseer armas. Cruz fue expulsado del instituto el año pasado tras una pelea con la pareja de su exnovia. Aseguran que regresó al colegio movido por el ansia de venganza. Le prohibieron la entrada en el Campus con mochila el año pasado, ya que hubo problemas con el y amenazó a los estudiantes. Excompañeros relataron que alardeaba de tener armas en casa y bromeaba con la idea de que “iba a disparar en la escuela”.

Antiguos amigos de Cruz explicaron que habían cortado las relaciones con él por los extraños comentarios que subía a Instagram, en los que manifestaba su gusto por disparar a los animales y su fascinación por las armas. Un tipo “extraño” es uno de los calificativos más usados por los estudiantes de bachillerato del colegio que conocieron a Cruz, quien había recibido tratamiento psiquiátrico por un tiempo en una clínica de problemas mentales. Lynda Cruz, madre adoptiva de Nikolas y de su hermano biológico Zachary, murió en noviembre pasado. Cuatro años antes lo hacía su padre adoptivo. En la actualidad Nikolas vivía con la familia de un amigo, trabajaba en una tienda de la ciudad y asistía a un centro de educación para adultos. Dakota Mutchler, estudiante de 17 años compañera en el instituto, dijo que “había algo desagradable en él” y que al pasar a la secundaria comenzó “a volverse más raro”, hasta el punto de “vender cuchillos que extraía de su fiambrera”. Los vecinos del joven explicaron que habían tenido que llamar en varias ocasiones a la Policía por incidentes con el joven, entre otros porque disparaba a animales (pollos en su mayoría). Efe

Últimas Noticias Multimedia