Emotivo homenaje al actor navarro Pedro Osinaga

El acto, en el que se repasó su trayectoria profesional, se celebró ayer en la Filmoteca y contó con la presencia de la familia del intérprete y la consejera de Cultura del Gobierno, Ana Herrera

Fernando F. Garayoa Mikel Saiz - Viernes, 16 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Alberto Cañada (Filmoteca), la consejera Ana Herrera, la mujer de Pedro Osinaga, Tomy Losa;su hija, Kris Osinaga;Josemari Moreno y Grego Navarro (Teatro Gayarre) y Miguel Ángel Barón (Asociación de Periodistas).

Alberto Cañada (Filmoteca), la consejera Ana Herrera, la mujer de Pedro Osinaga, Tomy Losa;su hija, Kris Osinaga;Josemari Moreno y Grego Navarro (Teatro Gayarre) y Miguel Ángel Barón (Asociación de Periodistas).

Galería Noticia

Alberto Cañada (Filmoteca), la consejera Ana Herrera, la mujer de Pedro Osinaga, Tomy Losa;su hija, Kris Osinaga;Josemari Moreno y Grego Navarro (Teatro Gayarre) y Miguel Ángel Barón (Asociación de Periodistas).

pamplona- La Filmoteca de Navarra acogió ayer un emotivo homenaje al actor navarro Pedro Osinaga, recientemente fallecido.

El acto contó con presencia de la esposa del actor, Tomy Losa;su hija, Kris Osinaga, y su hermana, Cristina Osinaga. También estuvieron presentes la consejera de Cultura del Gobierno foral, Ana Herrera;el periodista Santiago Arriazu, amigo personal;Josemari Moreno y Grego Navarro, por parte del Teatro Gayarre, “su segunda casa”;y Miguel Ángel Barón, en representación de la Asociación de Periodistas de Navarra.

La particular sesión cinematográfica, en la que se repasó la vida y obra de Pedro Osinaga, fue presentada por Alberto Cañada, responsable de programación de la Filmoteca, quien se encargó de relatar su principales hitos profesionales y resaltar, mediante la proyección de fotografías, su origen navarro y su especial vinculación con esta tierra.

Por su parte, la consejera Ana Herrera destacó que Pedro Osinaga “ha sido un actor reconocido por todos” y que “marcó una época”, además de lograr una conexión especial con el público. “El teatro se lo dio todo y el trabajo por y para el teatro, provocando nuestro respeto y admiración”.

Miguel Ángel Barón destacó su “cercanía” y el “orgullo de ser navarro, algo que siempre buscó que quedara claro”. Santi Arriazu concentró su amistad con el actor en tres anécdotas, resaltando especialmente la “generosidad” del intérprete y relatando que le conoció en el año 1964, cuando le abrió las puertas de su camerino gracias a unas especiales palabras mágicas: “Soy un estudiante navarro”.

Josemari Moreno, con el que tuvo una estrecha relación profesional y personal, sobre todo en Sanfermines, desgranó la particular visión del teatro como un “todo” que tenía el actor.

Últimas Noticias Multimedia