Mesa de Redacción

Reprimenda para disimular

Por Joseba Santamaria - Viernes, 16 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El reconocimiento por parte del diputado de UPN Íñigo Alli de que cobró por sesiones en el Congreso a las que no asistía tras desvelarse que era uno de representantes en la Cámara Alta que más faltaba a su puesto de trabajo supone un problema grave de credibilidad política para Esparza que éste aún no ha resuelto. Sitúa al líder de UPN ante la responsabilidad de tener que tomar la decisión de exigir a Íñigo Alli la renuncia de su escaño, si aplica Esparza el mismo criterio que exigía a la presidenta Barkos aprovechando informaciones falsas -como quedó demostrado en los tribunales de justicia y el órganos fiscalizadores como la Cámara de Comptos y el Tribunal de Cuentas del Estado- para impulsar una campaña de acoso político y personal contra ella. Pero se ha limitado a una reprimenda infantil -“ya le he dicho que no vuelva a hacerlo”-, sin exigir responsabilidad alguna. Es fácil ver la paja en el ojo ajeno, incluso cuando no hubiera paja alguna, como quedó claro en el caso de Barkos, y no querer ver la viga en el ojo propio. Esparza puede mirar para otro lado, pero eso no le exime del peso de sus palabras y acusaciones anteriores, que ahora, cuando los hechos han sido confirmados y confesados por el propio protagonista, le dejan en evidencia ante la opinión pública. Y eso que eso de cobrar por no asistir a reuniones de trabajo o asistir unos minutos para no hacer ni decir nada, como ocurriera con las dietas opacas de la CAN, parece ya una costumbre en UPN. Lo que Esparza no ha aclarado es si esta semana ha tenido que dar reprimendas similares al exeurodiputado de UPN Javier Pomés, condenado a 16 meses de cárcel por eludir deudas con la Seguridad Social, que sustituirá por el pago de una multa. O a la exalcadesa de Estella-Lizarra y actual parlamentaria foral, Begoña Ganuza, señalada por la Cámara de Comptos como responsable del caso Oncineda que supuso un sobrecoste millonario para las arcas municipales de la localidad. Mucho trabajo para Esparza con tantos mal portados en UPN. Y aún hay alguno más.