Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Multado con 2.700 € el dueño por trato inadecuado

Condenado por abandonar y dejar enfermar a su perra en Cascante

Multado con 2.700 € el dueño por el trato inadecuado al animal, del que pierde la custodia

Viernes, 16 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La perra víctima del abandono.

La perra víctima del abandono. (D.N.)

Galería Noticia

La perra víctima del abandono.

PAMPLONa- Un vecino de Cascante, Senen Rafael M.L., propietario junto a su familia de una explotación ganadera, ha sido condenado por el juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Tudela a una multa de 2.700 euros por un delito leve de abandono animal, después de que su perra estuviera a punto de morir enferma y desnutrida en caso de que no hubiera sido rescatada por la Sociedad Protectora de Animales de Navarra, que le dieron el tratamiento adecuado al animal.

La sentencia indica que la perra, un mastin español atigrado nacido en mayo de 2014, estaba suelto por las instalaciones y desde principios del mes de agosto de 2017 un anónimo alertó a la sociedad protectora de que dicho perro daba vueltas por la zona de la balsa del Pulguer. El comunicante mandó un vídeo el 9 de agosto en el que se veía al perro con extrema delgadez y una herida abierta.

El animal fue encontrado el 18 de septiembre por voluntarios de dicha protectora deambulando por una carretera. A la protectora se le concede en la sentencia la custodia definitiva de la perra. A esta se la atendió en una clínica veterinaria y presentaba un pronóstico reservado dado su grave estado físico ya que presenta “una desnutrición severa con una bajo índice de condición corporal, con un peso de 39 kilos siendo el peso correspondiente a su edad entre 55 y 65 kilos. Presentaba anemia y un 25% de deshidratación. Padece además un grave cuadro de miasis con una lesión en la zona perinal de unos 10 centímetros de dimatero y la perra era portadora de enfermedades como la anaplasmosis y la erlichiosis, además de estar llena de parásitos. También tenía una cicatriz en la zona ventral cervical compatible con la atadura del animal con cuerda y en Navarra es de obligado cumplimiento la vacunación contra la rabia, pero la única y última vez que fue vacunada fue en 2014. Le fue localizado al animal un tumor mamario.

El tratamiento veterinario al animal fue abonado por la Sociedad Protectora de Animales de Navarra y alcanza la suma de 754 euros, cantidad que pagará el acusado. El 9 de octubre, después de aparecer en redes sociales noticias de la perra y de su estado físico, la hermana del acusado denunció en la Policía Foral su extravío.

La juez advierte en el fallo que de no intervenir la protectora la perra hubiera muerto hace tiempo y que el acusado, en julio de 2017, ya debía haber puesto remedio a la situación de desnutrición del animal, debía ha-ber actuado para evitar los parásitos y la lesión en el cuello y la zona perinal. Asimismo, no procuró “un mínimo cuidado al can, estaba mal alimentada, con una nefasta higiene y con nulo cuidado y control sanitario de parásitos. No resulta plausible, dice la juez, que todas esas lesiones aparecieran tras la desaparición del animal, como alegaba el acusado, ni que un tercero secuestrara a la perra y le causara daño para perjudicarle.

Sin embargo, la jueza no inhabilita a este ganadero para ejercer profesiones relacionadas con animales porque confía en que la condena sea “rehabilitadora”, porque trabaja con más familiares y dicha inhabilitación también les perjudicaría y porque los otros animales están bien. - E.C.