FÚTBOL | CASO DE CORRUPCIÓN

Pina desvió fondos de traspasos

El juez imputa al Granada como persona jurídica por blanqueo de capitales

Sábado, 17 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Quique Pina, en una rueda de prensa.

Quique Pina, en una rueda de prensa. (EFE)

Galería Noticia

Quique Pina, en una rueda de prensa.

MADRID- El magistrado de la Audiencia Nacional José de la Mata acusa al Granada de formar un “triángulo mercantil” junto con el inglés Watford y el italiano Udinese desde el cual se ocultó al fisco los fondos provenientes de la venta de jugadores y los desviaron a un paraíso fiscal en Luxemburgo.

Así lo detalla el magistrado en un auto en el que desgrana un entramado de sociedades opacas detrás de las cuáles estarían el presunto cabecilla de la red, el empresario Quique Pina y otros socios también investigados en la trama, entre ellos Gino Pozzo, propietario de los dos clubes europeos y Raffaele Riva.

El juez atribuye delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y riesgos fiscales en el Impuesto de Sociedades en tres ejercicios para la entidad granadina y cita a un representante de la misma a tomarle declaración en calidad de investigado para el próximo viernes, según informan fuentes jurídicas.

De acuerdo con el relato de los hechos que se investigan, Pina -en prisión desde el 2 de febrero por delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo e insolvencia punible- utilizó una serie de mercantiles instrumentales, entre ellas Calambur Intermediaciones, administradas por familiares y amigos cercanos en calidad de testaferros.

Estas cantidades provenían del salario que percibía de diferentes clubes de fútbol (fue presidente del equipo ahora investigado entre los años 2009 y 2016) además de comisiones derivadas del traspaso de jugadores, de acuerdo con el auto que también apunta que ocultó “importantes cantidades de dinero” durante un tiempo en una cuenta bancaria de la que eran titulares sus padres.

Dinámica similar llevó a cabo otro de los principales acusados, Gino Pozzo, antiguo dueño del Granada, y que quedó en libertad provisional tras declarar ante el magistrado que instruye la conocida como Operación Líbero. El empresario italiano se valió de empresas pantalla para administrar su patrimonio en el extranjero.

Una de estas, Grup Serton 33 SLU, suscribió en el año 2011 un contrato con el Granada para la prestación de servicios de asesoramiento. Los informes de auditoría realizados por el Consejo Superior de Deportes (CSD) pusieron en duda “la razonabilidad del precio” acordado.

Las pesquisas realizadas hasta el momento llevan al magistrado De la Mata a citar también como investigado a Raffaele Riva, aunque todavía no ha fijado la fecha para el interrogatorio. El juez le sitúa como administrador de la entidad Diversify Sports Investment, propiedad de Pozzo, y también representante de una de las empresas pantallas del empresario italiano en Luxemburgo. - Europa Press