Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Absueltos por falta de pruebas de chantajear al expárroco de Tajonar

El juez recrimina al denunciante su escasa colaboración, ya que llegó a borrar mensajes y llamadas

Jesús Morales - Sábado, 17 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Exterior de la iglesia parroquial de Tajonar, en el valle de Aranguren.

Exterior de la iglesia parroquial de Tajonar, en el valle de Aranguren. (I.A)

Galería Noticia

Exterior de la iglesia parroquial de Tajonar, en el valle de Aranguren.

PAMPLONA- El Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona ha absuelto a los tres acusados que fueron juzgados por haber extorsionado supuestamente al expárroco de Tajonar al concluir que no existen pruebas de que estas personas fueran las que le amenazaron entre enero y febrero de 2016 con difundir una fotografía junto a un menor. El juez recrimina al denunciante su escasa colaboración, ya que incluso borró las llamadas y mensajes de los supuestos extorsionadores, a los que dijo haber entregado entre 35.000 y 38.000 euros.

La fiscal solicitaba 6 años de prisión para cada uno de los tres acusados que fueron enjuiciados en Pamplona como autores de un delito continuado de amenazas y un delito de pertenencia a grupo criminal. Se trata de los hermanos Ilarie Florin T. y Daniela B.T., y el marido de esta última, Florin B., todos de nacionalidad rumana y vecinos de localidades de Gipuzkoa y Bikzaia, cuyas defensas reclamaron la absolución.

En la sentencia, que puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial de Navarra, el magistrado asegura que en este caso se ha topado “con una dificultad enorme” a la hora de elaborar los hechos probados debido “a las continuas modificaciones de las declaraciones que el denunciante” ha prestado en la causa. El juez resalta no solo las variaciones de su relato, sino la “ambigüedad y escasa colaboración con las fuerzas de seguridad”, ya que “por ejemplo borró mensajes y llamadas que hubieran sido relevantes para la investigación”.

NO LOS RECONOCIÓAdemás, el magistrado destaca el “hecho claro e indubitado” de que en el juicio el denunciante, que declaró de forma protegida y oculta para los encausados, de nacionalidad rumana, no los reconoció como las personas que le extorsionaron solicitándole dinero para no divulgar la fotografía. A mayor abundamiento, el magistrado revela que las descripciones dadas por el párroco no coinciden con las características físicas de los tres acusados, ni sus teléfonos están en los listados de llamadas recibidas por el extorsionado.

Para el juez, el chantaje sufrido por el sacerdote, que no reclamaba en el juicio la devolución del dinero entregado, pudo haber sido orquestado por una organización, “pero desde luego, en atención a la prueba practicada en esta causa, no compuesta por ninguno de los tres acusados”, dos de los cuales fueron condenados por hechos similares en Pamplona en enero de 2017, Daniela B.T. y su esposo Florin B. Este último, además, fue condenado por hechos análogos de extorsión a un sacerdote en mayo de 2017 en San Sebastián.

En su denuncia en enero de 2016, el párroco relató que, tras obtener una fotografía que podía comprometer su reputación, un grupo de personas comenzaron a solicitarle varias cantidades de dinero a cambio de no denunciarle por abuso sexual a un menor, no difundir públicamente. Aseguró que al ver que la extorsión no cesaba, acudió al Arzobispado, que no quiso ayer valorar la sentencia, para solicitar ayuda, momento en el que acudió a denunciar lo sucedido a la Guardia Civil. Los tres acusados negaron en todo momento su implicación y mantuvieron que solo acudieron a Pamplona en busca de su hermano pequeño, de 17 años, que es la persona que supuestamente fotografió al sacerdote.

se encuentra en rumanía

El menor, pendiente de juzgar

Otro adulto, fugado. El caso de extorsión al expárroco de Tajonar no se cierra con la absolución de las tres personas enjuiciadas en el Juzgado de lo Penal número 4. Aún está pendiente de celebrarse el juicio del hermano pequeño de Ilarie Florin B. y Daniela B.T., que es el menor de 17 años que supuestamente fotografió al sacerdote en la casa parroquial de Tajonar el 19 de enero de 2016, dando inicio al chantaje. En este caso, el denunciante sí realizó un reconocimiento en la fase de instrucción del joven, que actualmente se encontraría en Rumanía. La quinta persona que detuvo la Guardia Civil es otro varón rumano que se encuentra en busca y captura.