Nuevo albergue de peregrinos en el Servicio Doméstico

Una franquicia ‘low cost’ con 30 hostales abrirá en verano en el edificio de la plaza de Santiago

Sábado, 17 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

A partir de este verano el antiguo convento del Servicio Doméstico será un hostal.

A partir de este verano el antiguo convento del Servicio Doméstico será un hostal. (J.A.)

Galería Noticia

A partir de este verano el antiguo convento del Servicio Doméstico será un hostal.

Estella-lizarra- La ciudad del Ega se prepara para la apertura en verano de un nuevo albergue de peregrinos. Se tratará de un hostal gestionado por Alda Hostels, una cadena hotelera low cost, y estará situado en el antiguo convento del Servicio Doméstico, en la céntrica plaza de Santiago.

La empresa Alda Hostels, con sede en Galicia, se hizo con el edificio -actualmente en desuso- a finales de 2017, y lo integrará dentro de su franquicia de más de 30 hostales en el norte del Estado, varios de ellos en pleno Camino de Santiago.

El establecimiento -de 1.400m2, tres alturas y planta baja- tendrá capacidad para cien personas, aunque comenzará con una apertura parcial de hasta 50 usuarios. Alberto Rodríguez Boo, director general de Alda, aseguró que “el target fundamental son peregrinos, pero no exclusivamente”.

El hospedaje creará “unos cuatro o cinco” puestos de trabajo que se cubrirán con empleados de la zona. Además, una empresa externa gestionará una cafetería con restaurante en la planta baja. Alda ya se encuentra en búsqueda de candidatos locales y la respuesta, según Rodríguez, está siendo “sorprendente. Sin haber hecho promoción ya ha habido contacto con hosteleros locales interesados”, afirmó.

El director de Alda escogió Estella-Lizarra para su negocio por estar en pleno Camino de Santiago, pero también “porque es preciosa, con un casco histórico que merece la pena. Estella se convierte en la primera parada Alda en el Camino, provocando una sinergia importante que genera clientes en paradas posteriores”.

Construido en 1919 como una réplica de un palacio del siglo XVII, el edificio sirvió desde 1924 como hogar para la congregación de monjas Hijas de María Inmaculada para el Servicio Doméstico. Durante una reforma en 2004 el inmueble sufrió un derrumbamiento de la fachada y la primera crujía y tuvo que ser reconstruido. Tras la marcha de las monjas en 2012, el lugar fue sede de una empresa de formación pero llevaba ya varios años en desuso. - J. Azcona

Últimas Noticias Multimedia