Buztintxuri presenta un nuevo proyecto de huerto urbano

Los de Txantrea, Rochapea, San Juan y Mendebaldea se pondrán en marcha este año

Su inversión es de 10.000 euros

Laura Garde Unai Beroiz - Sábado, 17 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los vecinos del casco viejo participan en el auzolan organizado por la asociación Piparrika para construir un huerto urbano en la plaza de Pellejería, el año pasado.

Los vecinos del casco viejo participan en el auzolan organizado por la asociación Piparrika para construir un huerto urbano en la plaza de Pellejería, el año pasado.

Galería Noticia

Los vecinos del casco viejo participan en el auzolan organizado por la asociación Piparrika para construir un huerto urbano en la plaza de Pellejería, el año pasado.

pamplona- Txantrea, Rochapea, San Juan y Mendebaldea crearán este año cuatro nuevos huertos urbanos, que se sumarán al de la Piparrika, en el Rincón de las Pellejerías. Además, Buztintxuri podría contar con uno de estos espacios el año que viene: “Hace año y medio presentaron un proyecto y nos llamaron no hace mucho porque lo habían actualizado. El primer paso es mantener alguna reunión con ellos para poder ponernos después manos a la obra”, explicó Cuenca, concejal delegado de Ecología Urbana y Movilidad.

Junto a Camino Jaso, directora del área, y Marina Jiménez, técnica de Medio Ambiente, el edil de Aranzadi presentó ayer el Plan de Huertos Urbanos para la ciudad, que prevé una inversión de unos 10.000 euros en cada una de las zonas que se construyan. Durante el primer año, el Servicio de Ecología Urbana se hace cargo de los gastos de adecuación del terreno, con un cálculo de unos 4.500 euros para cada huerto. Los materiales los obtendrán mediante una subvención de 5.000 euros: “Este dinero se adelanta a la asociación adjudicataria, y a final de año deberá dar cuenta de los gastos”, aclaró Jiménez. A los 10.000 euros iniciales de la constitución de la zona, las asociaciones aportarán 500 euros anuales de mantenimiento (pintura, arreglos...). El plan de Huertos Urbanos ha sido elaborado a partir del proyecto piloto de La Piparrika, con un coste en torno a 15.000 euros debido al estado de la parcela.

La propuesta más avanzada es la de la asociación Krispilak, en la Txantrea, ya publicada en el Portal de Contratación para adjudicar su gestión. Su huerto estará ubicado en una parcela en la zona de Alemanes, entre la calle Padre Andoáin y el río Arga (polígono 6, parcela 2101). En enero, el colectivo San Juan Xar solicitó también, vía registro, la cesión de una parcela con césped en la plaza Monasterio de Iranzu. Ahora, Gerencia de Urbanismo, si lo desea, puede solicitar modificaciones o informes a los servicios técnicos pertinentes antes de publicarlo en el Portal de Contratación. Cuenca, Jaso Y Jiménez prevén que ambos estarán en marcha para antes de San Fermín.

De la misma manera, a finales de 2017, el Ayuntamiento mantuvo reuniones con Mendialdea, interesada en crear un huerto urbano en la Rochapea. Este mes han registrado una solicitud para una parcela triangular de césped existente frente a las piscinas de la Unión Deportiva Cultural. Por último, sin asociación ni solicitud todavía, vecinos y vecinas de Mendebaldea han mostrado su interés en la iniciativa en reuniones con el área del concejal de Aranzadi.

Cuenca quiso destacar que su objetivo es conseguir que todos los barrios de Pamplona cuenten con un huerto urbano: “Esperamos recibir más llamadas de otros vecinos. Al final, nuestra función es aportar el material y asesorar. Se trata de dar uso a un espacio en desuso que aporte actividad. Con una gestión comunitaria, se convierten en espacios públicos de libre acceso”.

Los huertos deben seguir tres criterios ambientales: que su producción y las actividades que se organicen en él sean de bajo consumo, que aporten variedades locales y que no utilicen productos químicos. “Uno de los valores de estas zonas es que aportan biodiversidad. Hay especies que se refugian en ellas”, añadieron Jaso y Jiménez.

proyecto pilotoEl huerto urbano de La Piparrika ha servido como experiencia piloto para testar la viabilidad de este tipo de infraestructuras. Desde su apertura, el 27 de mayo de 2017, ha acogido actos del Día del Casco Antiguo y de San Fermín de Aldapa, ha servido de sede para actividades de colectivos y ha realizado 28 visitas al huerto urbano, entre otras cosas.